fcb.portal.reset.password

Isaac Cuenca, en un partit amb el Juvenil A la temporada 2009/10. Foto: Arxiu FCB

"Me alegro especialmente por Isaac porqué lo ha pasado mal y se merece triunfar". Así habla Xavier García Pimienta, actual técnico del Juvenil B, de un jugador que tuvo a sus órdenes en el Juvenil A del club en la temporada 2009-10.

Un camino de ida y vuelta

García Pimienta fue el técnico que situó Isaac Cuenca de extremo izquierdo, una posición en la que brilló en los dos partidos como titular con el primer equipo azulgrana contra el Granada y Mallorca.

'Pimi' dirigió a un futbolista que llegaba después de tres años de trabajo oscuro y maduración en Reus y la Damm y enseguida se ganó la confianza de su técnico: "era el primero a la hora de entrenar y trabajar y en todos los partidos lo dio todo, Isaac es muy bueno en el uno contra uno y es muy inteligente jugando entre líneas ".

En aquella temporada (2009-00) Cuenca pudo convertirse en residente de La Masia pero según confiesa García Pimienta no lo hizo: "él prefirió estar con su familia en Reus y hacer el trayecto de ida y vuelta de una hora en coche o tren cada día y este sacrificio no lo hace cualquiera ".

Cuenca formó con Dalmau y Rochina una delantera que fue clave para ganar la Liga en la División de Honor Juvenil. En aquel curso, el reusense, además de hartarse a regalar asistencias, marcó 8 goles y se convirtió en el tercer máximo anotador del equipo superado sólo por Rochina y Riverola.

El reto de superar un hándicap físico

La calidad humana de Cuenca se hace evidente en sus inicios en la cantera. Fran Sánchez, actual técnico del Infantil A, lo dirigió con el Infantil B en la temporada 2003-04.

Fran recuerda que "Isaac era un jugador con mucho talento y clase pero su desarrollo físico no estaba a la altura de sus compañeros, un hecho que provocó su marcha al Reus".

Cuenca actuaba entonces de '10 'en un equipo que contaba con jugadores como Montoya, Planas, Bartra, Pacheco o Gai. Como mediapunta, Cuenca era un especialista en hacer pases en profundidad a los delanteros pero su escaso nivel físico lo hacía poco competitivo.

A diferencia del resto de jugadores que cambian el Barça por otra entidad, la decisión en aquel caso fue del jugador y no del club: "volver a Reus y madurar en casa le ayudó a ser más competitivo y explotó en la Damm", afirma un Fran Sánchez" orgulloso de ver cómo ha llegado al primer equipo un jugador que no lo ha tenido fácil y ha tenido que luchar mucho para alcanzar sus sueños ".

De las cualidades futbolísticas de Cuenca, Sánchez se queda con "la facilidad que tiene para desequilibrar por fuera y por dentro y la toma de decisiones que lo hace elegir siempre la mejor opción".

Reportaje en 2004

Isaac Cuenca fue protagonista en marzo de 2004 de un reportaje en el programa Promeses de Barça TV donde el joven mediapunta se presentaba a los aficionados azulgranas. Cuenca afirmaba "ser un enamorado del fútbol, ​​deporte que me permite hacer lo que me gusta".

Isaac aseguraba que los entrenadores le pedían "hacer de enlace entre el centro del campo y la delantera y presionar cuando perdemos el balón".

El reusense, entonces, con 13 años, afirmaba que sus referentes eran Zidane, Ronaldinho y Valerón y confesaba que su sueño "era llegar al primer equipo del Barça, ganar muchos títulos y poder jugar un Mundial".

Volver arriba