fcb.portal.reset.password

Marc Gual, en una acción contra el Noia en la Copa Continental. FOTO: Arxiu FCB

Con todo el trabajo hecho, con todo decidido, el Barça de hockey patines afronta su último partido en el Palau de este curso con un sabor festivo. Y es que el primer equipo ofrecerá, antes del Barça - Noia correspondiente a la 29ª jornada de Liga, el título de campeón de Europa a la afición que tan fielmente le ha acompañado esta temporada. El sábado comenzará con el ofrecimiento de la Liga Europea y acabará con la entrega por parte de la Federación Española de la OK Liga una vez finalice el encuentro.

El rival

Está inmerso en la lucha por la salvación, a pesar de tener todo de cara. El conjunto que entrena Ferran López es el 13º clasificado de la Liga con 27 puntos y depende de sí mismo para mantener la categoría. Los de Sant Sadurní, que en la primera vuelta vieron como el Barça los superaba con un claro 3-7, buscarán puntuar en el Palau para certificar su continuidad en la máxima categoría del hockey. Francesc Bargalló, con 20 goles, es el máximo goleador de un equipo que anota 2,5 goles por encuentro y que recibe 3,4.

El Barça

Llega al partido con la máxima ilusión, pero no en el mejor momento físico. "Es un momento donde se destapa la carga y la tensión, no estamos en el momento más óptimo. Pero afrontaremos los dos partidos que quedan con la máxima profesionalidad y es lo único que tenemos en mente", comentó Ricard Muñoz en la rueda de prensa previa. Los 10 jugadores de la primera plantilla están disponibles para un partido que espera ser una fiesta para la afición con el ofrecimiento y entrega de los títulos conseguidos recientemente.


Volver arriba