fcb.portal.reset.password

Pablo Álvarez. FOTO: ÀLEX CAPARRÓS-FCB.

El Barça de Gaby Cairo sufrió la primera derrota de la temporada en Igualada este fin de semana, justo después de proclamarse campeón de la Copa del Rey. El delantero Pablo Álvarez explicaba así el 4-2 encajado: "Teníamos muchas ganas de ganar, buenas expectativas, pero no pudo ser. Entramos en la primera parte un poco bajos y en la segunda un poco mejor". Y seguía: "Tampoco nos acompañó la suerte y a ellos sí. Tuvieron ocasiones y las metieron".

Dicho esto, el argentino lo tiene claro: "Nos tenemos que levantar para este fin de semana". Y es que el Barça recibe el viernes (20.45 horas) al Viareggio, en un duelo trascendental de la Liga de Campeones. "Es un partido muy importante y muy complicado. Será en el Palau, con el apoyo de nuestra gente. Estamos muy ilusionados y con muchas ganas de que llegue el viernes", aseguraba Álvarez. A falta de dos jornadas, el Barça es líder de grupo con un punto más que Candelaria y Viareggio.

Volver arriba