fcb.portal.reset.password

Grimaldo, durante un entrenamiento la semana pasada / FOTO: ÁLEX CAPARRÓS-FCB

Alejandro Grimaldo se convirtió el domingo en el debutante más joven de la historia del filial del Barça en Segunda División A. El defensa zurdo, juvenil de primer año por edad, tenía 15 años y 349 días cuando participó en la goleada del Barça B en Cartagena (0-4). De esta manera, batía el récord de precocidad de Haruna Babangida, que el 22 de noviembre de 1998 se estrenó oficialmente con el segundo equipo culé con 16 años y 53 días.

Explota el curso pasado

Grimaldo fichó por el Infantil A del Barça en verano de 2008. En el Valencia, su club de procedencia, actuaba de extremo, pero con su incorporación a la disciplina culé retrasó su posición. Tras el paso por el Cadete B (09/10), el lateral empieza la temporada 2010/11 en el Cadete A, la continúa en el Juvenil B y la culmina en el Juvenil A, interviniendo activamente en la consecución de la Copa de Campeones y la Copa del Rey de los de Óscar Garcia.

En el presente ejercicio, Alejandro Grimaldo dispone de ficha en el Juvenil A, a pesar de ser su primer año en la categoría. Es el mismo caso que Sergi Samper (compañero de generación).

Buena técnica y sobriedad defensiva

Grimaldo es un lateral izquierdo con buena técnica, atrevido y de largo recorrido. A pesar de no destacar por su corpulencia, es un defensa seguro, difícil de superar gracias a su fuerza. Otra de sus virtudes es su mentalidad. En este sentido, el entrenador del Barça B, Eusebio Sacristán, recalcó la madurez de Grimaldo horas antes de su prometedor debut en Cartagena.

Volver arriba