fcb.portal.reset.password

Golazo de Suárez al Bayer Leverkusen / VÍCTOR SALGADO-FCB

El Barça ha sumado tres puntos vitales, envueltos de coraje y esfuerzo, ante el Bayer Leverkusen en la segunda jornada de la Liga de Campeones. En el primer partido sin Messi, los alemanes se adelantaron y los catalanes volvieron a pagar caro su desacierto de cara portería y sufrieron una nueva lesión, ahora de Iniesta. Nada pudo detener el orgullo culé. En dos minutos memorables, del 79 al 81, Sergi Roberto y Luis Suárez sellaron una remontada que vale el liderato del grupo. Y una dosis de autoestima incalculable.

Por tanto, el Bayer Leverkusen que ha visitado el Camp Nou no ha tenido nada que ver con el que salió escaldado con un 7-1 en 2012. Demostró su ambición y potencial desde el primer minuto, cuando Ter Stegen ha salvado la oportunidad a bocajarro de Chicharito con previo centro del veloz Bellarabi. El inicio fue vistoso, con opciones en ambos lados. Y es que el portero Leno salvó el gol de Rakitic de cabeza (min 5) y de Sandro (min 9), pero Klamp también tuvo una ocasión dorada (min 19).

Dominaba un Barça nuevamente sin efectividad, mientras que el Bayer exhibía verticalidad. Y peligrosidad con el balón parado por el guante que tiene en la bota Çalhanoglu. Así, en un córner rematado por Papadopoulos entre Mathieu y Ter Stegen en el primer palo, los alemanes se adelantaban en el minuto 22. Un tanto que afectó a los culés. La presión que recibía complicaba la salida desde atrás. Incluso el rival pudo marcar el segundo si no llega a ser por un paradón salvador de Ter Stegen a Bellarabi (min 35).

Al final del primer tiempo, coincidiendo con un paso adelante de Neymar, se levantó el Barça. Sin suerte. El empate se le negaba en una disparo del brasileño al palo y el posterior remate de Sandro con todo a favor era desviado milagrosamente por un defensa (min 39).

En la reanudación, el Barça ha apareció con los tres delanteros cerrados, con más espacio para los laterales en las bandas. Arriesgaba. Chicharito perdonó el segundo (min 49) y a continuación Sandro, el empate (min 51). Neymar también la tuvo (min 56). Se estaban volcando los catalanes, cuando sufrieron un nuevo revés: la lesión muscular de Iniesta, uno de los líderes ofensivos hasta entonces (min 59). Los tres cambios, Jordi Alba, Sergi Roberto y Munir sacudirían el encuentro.

Encajado el nuevo impacto, el Barça volvía a cerrar al Bayer en su territorio. Finalmente sería Sergi Roberto el que conseguía igualar, no sin suspense y abría la caja de los truenos. Porque, a continuación, Luis Suárez marcaba el 2-1 con un disparo impresionante a la escuadra tras una asistencia de Munir. Dos minutos de éxtasis en el Camp Nou. Dos minutos que sacudían de arriba abajo el grupo. El Barça, rebelde, es el nuevo líder.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();