fcb.portal.reset.password

Hat-trick de Pedro contra el Huesca. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

8-1. El resultado de la vuelta de los dieciseisavos de final de Copa entre el Barça y el Huesca, de la Segunda B, lo dice todo. Los 44.884 espectadores que han asistido al Camp Nou en el Día del Socio Solidario han visto un gran espectáculo. A pesar del 0-4 de la ida, los hombres de Luis Enrique no se han relajado. Con una actitud impecable y un Pedro trigoleador, rompía los aragoneses con cinco dianas antes del descanso y tres más en el segundo tiempo.

Debutaba Masip y volvía Montoya tras tres meses en un once culé con muchas novedades. Enfrente, un Huesca contestatario al principio. Suyas han sido las dos primeras ocasiones, dos cabezazos de Esnáider en buena posición, uno fuera por poco (min 3) y el otro al palo (min 5). Sin embargo, dominaba el Barça. Concentrado, insistiría hasta encontrar el gol. Sergi Roberto, por partida doble (min 10 y 17), Pedro (min 13) y un Bartra en funciones de delantero centro (min 19) han sido los primeros en probarlo.

El encargado de abrir el marcador sería Pedro, con un doblete. En el minuto 20, Munir recogía un largo pase de Rafinha y asistía de maravilla con el exterior al canario, que marcaba el 1-0 con la cabeza (min 25). Poco después, el propio Pedro definía con seguridad un regalo de Iniesta tras ganar la espalda a un defensor. El 1-0 había destrozado la moral del Huesca. Tanto, que en el minuto 29 Sergi Roberto se apuntaba el 3-0 resolviendo un preciso centro de Montoya. Era un partido entretenido. Disfrutaba el Camp Nou con la intensidad de sus hombres.

Cada vez les costaba más atravesar el centro del campo a los visitantes. El balón era únicamente de los locales, con mucha participación de los centrocampistas Samper, Iniesta y Sergi Roberto. El 4-0 sería un golazo cocinado a fuego lento, lleno de detalles de calidad de hombres como Rafinha o Roberto y culminado con excelencia por Iniesta (min 40). Tampoco estuvo nada mal el quinto, el tercero en la cuenta particular de Pedro, mediante un latigazo inapelable (min 43). Se estaba gustando mucho el Barça.

En el descanso, Iniesta y Pedro han cedido sus puestos a Douglas y Sandro. De esta manera se veía por primera vez el lateral brasileño en el Camp Nou, Montoya pasaba a la izquierda y Adriano, de extremo. El atrevido Huesca intentó sorprender como en el inicio, pero nuevamente se ha topado con una respuesta imponente del Barça, que enseguida volvía a amenazar al portero Dani Jiménez. Ha continuado con su control, con menos contundencia. Con paciencia y verticalidad desarticularía otra vez la defensa rival y Adriano firmaba el 6-0 (min 68).

El asedio culé no cesaba. Querían más. El veloz Adama ha aparecido en el último cuarto de hora para agrandar el agujero. Lo consiguió con un eslalon memorable, lleno de fuerza y calidad (min 78). Rafinha, crecido, no concedía tregua. Hacía rato que prácticamente había tirado la toalla el Huesca, aturdido por la posesión y las sacudidas repentinas culés. Sandro cerraría la cuenta anotador azulgrana, pero el último gol de la noche sería el del honor de los aragoneses, obra de Gaspar a la salida de un córner.

Volver arriba