fcb.portal.reset.password

Barça B-Xerez (2-0). FOTO: ÀLEX CAPARRÓS-FCB.

El Barça B está viviendo unas semanas con mucho movimiento en la plantilla. Por un lado, algunos jugadores empiezan a ser habituales en los entrenamientos y convocatorias del primer equipo y, por este motivo, Eusebio no puede contar con ellos. Por otro lado, el filial se despidió hace pocos días de Jonathan Soriano, el Pichichi de la Segunda División de la temporada anterior. Por este motivo, el técnico vallisoletano ha tenido que encontrar soluciones.

La hora de Rodri

Lo primero que hizo Eusebio tras el adiós de Soriano fue declarar que había llegado la hora de Rodri. El ex del Sevilla había actuado últimamente como extremo y se le brindaba la oportunidad de volver al centro del ataque, su posición natural. No decepcionó la confianza de Eusebio y firmó el 2-0 definitivo ante el Xerez. Rodri completaba así uno de sus mejores partidos como azulgrana.

Al finalizar el encuentro, el punta estaba satisfecho: "Se agradece la confianza del míster, me he sentido muy cómodo. He jugado en el centro y estoy muy contento en el aspecto individual y el colectivo".

Muniesa se ​​estrena de mediocentro

Otra de las novedades del Barça B en la jornada pasada fue la alineación de Marc Muniesa como mediocentro, un lugar que habían ocupado Jonathan dos Santos, Sergio Roberto (citados con el primer equipo) y el lesionado Ilie. Muniesa nunca había jugado oficialmente allí y sin embargo rindió a un alto nivel. "Me he sentido muy cómodo, he tenido algún error, pero, poco a poco, si tengo la oportunidad de jugar más en esta posición, me tendré que ir acostumbrando", manifestaba el defensa.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();