fcb.portal.reset.password
Semedo, en una acción del partido ante Romagnoli

Semedo, en una acción del partido ante Romagnoli | MIGUEL RUIZ - FCB

Final cruel para el Barça en Estados Unidos. El equipo de Ernesto Valverde ha perdido el tercer amistoso de la gira por 1-0 contra el AC Milan en el Levi's Stadium de Santa Clara a pesar de ser netamente superior al conjunto italiano. El fútbol y las ocasiones las ha puesto el Barça pero la mala fortuna de cara a portería ha acabado condenando a los culés en la última acción del partido, en la que André Silva ha hecho el gol de la victoria 'rossonera'.

De este modo, el FC Barcelona, último campeón de la International Champions Cup, vuelve a casa habiendo logrado un triunfo en los penaltis contra el Tottenham y dos derrotas contra sus rivales italianos. A pesar de los resultados, las sensaciones ofrecidas por el Barça durante los 270 minutos de la gira han sido bastante positivas, contando que muchos de sus jugadores clave no estaban en territorio estadounidense.

Se estrenan Alcácer y Ter Stegen

Ernesto Valverde ha optado por alinear un once casi idéntico al de los dos primeros partidos de pretemporada contra el Tottenham y el AS Roma. Respecto al último partido, sólo Paco Alcácer, con molestias durante buena parte de la gira, se ha colado en el equipo inicial en detrimento de Aleix Vidal, nuevo jugador del Sevilla.

El Barça ha carburado desde el inicio, disfrutando de ocasiones bastante claras durante el primer tiempo mediante Munir, Arthur -casi emula el gol del primer amistoso- y Malcom, que ha enviado un balón al palo. Al descanso, 0-0.

Condena final

De cara al segundo tiempo Valverde ha introducido dos cambios: Ter Stegen y Riqui Puig por Cillessen y Alcácer. De esta manera, el portero alemán disputaba sus primeros minutos esta pretemporada. Ha tenido poco trabajo porqué el Barça seguía dominando y mereciendo un gol que no ha llegado de forma casi milagrosa. La más clara de las ocasiones del Barça la ha tenido Riqui Puig tras una gran jugada por banda de Semedo.

Los 51.931 espectadores reunidos en el Levi 's Stadium se frotaban las manos con una posible tanda de penaltis cuando André Silva ha decantado la balanza en la última acción del partido. Efectividad máxima para el AC Milan y un final demasiado cruel para un buen Barça.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();