fcb.portal.reset.password

Suárez y Messi, en una imagen del partido del 0-8 | MIGUEL RUIZ - FCB

El FC Barcelona se encuentra a sólo un punto de ser campeón de Liga. Así pues, un empate contra el Deportivo será suficiente para alcanzar el 25º título de la historia del Club. Riazor, por tanto, puede ser el estadio donde los de Valverde consigan el doblete.

No será fácil, sin embargo. Y no sólo porque los de Clarence Seedorf quieren arañar cualquier opción de salvación, sino porque el campo coruñés ha sido el escenario de difíciles resultados. El último precedente así lo ejemplifica, cuando los de Luis Enrique volvieron a Barcelona con una dura derrota (2-1) que terminó siendo importante para el desenlace de la Liga. La historia, además, demuestra que la igualdad entre los dos equipos es muy alta, con 18 victorias, 12 empates y 19 derrotas.

No obstante, y con excepción de la última temporada, el Barça ha demostrado un gran olfato goleador y ha logrado grandes triunfos en las visitas a Riazor (la temporada 2011/12 y la 2013/14 los gallegos jugaron en Segunda). El 4-5 de la temporada 2012/13 acompañó a dos 0-4 (2010/11 y 2014/15). Además, el curso 2015/16, el Barça consiguió igualar la goleada más amplia a domicilio de su historia, con un 0-8.

Una Liga ganada indirectamente

El sábado 14 de mayo de 1994, el FC Barcelona ganó la Liga. No fue con el equipo azulgrana sobre el césped de Riazor, pero sí con un resultado a favor en el estadio coruñés. Porque, en la última jornada de la Liga, el Dépor, que llegaba como líder con un punto más que el Barça, se jugaba el campeonato contra el Valencia en casa. En el Camp Nou, y a la misma hora, el Barça pudo ganar al Sevilla (5-2). En A Coruña, sin embargo, el desenlace fue otro. Porque, en el último minuto del partido, y con un 0-0 en el marcador, el Depor no pudo transformar el penalti del triunfo y del título cuando González, del Valencia, paró un penalti a Djukic. Y la Liga voló hacia Barcelona.

Volver arriba