fcb.portal.reset.password

Cesc, autor de tres assistències, i Messi, autor d'un hat-trick, celebren el 2-4 a Riazor / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El FC Barcelona se ha llevado de Riazor tres puntos en un partido prácticamente inexplicable. Se resume con nueve goles, un penalti, una expulsión, un palo, la enésima exhibición de Messi y un sinfín de jugadas desafortunadas que han permitido al Deportivo mantener las opciones de empate hasta el último suspiro. Al final, sin embargo, los de Tito Vilanova se han impuesto por 4-5 en un partido que iban ganando por 0-3 en el minuto 17 y por 2-4 al descanso. Luego, la roja a Mascherano al inicio de la segunda mitad y la poca fortuna en el área propia han otorgado al partido de una emoción que nadie podía prever. Messi ha acabado con las dudas con otro hat-trick. El líder puede con todo.

Vendaval azulgrana

El Barça ha salido a mil por hora. Tras 17 minutos, ya vencía por 0-3 en Riazor, gracias a las dianas de Jordi Alba, Tello y Messi. La primera ha llegado tras una asistencia de Cesc a Alba, que se ha incorporado sorpresivamente desde segunda línea. La segunda, tras una genialidad de Tello, que ha dejado atrás a dos defensores dentro del área antes de superar con un tiro raso a Aranzubía. Y la tercera, tras una pared entre Messi y Cesc, resuelta con un misil del argentino desde la frontal. El encuentro parecía resuelto para un Barça que jugaba comodísimo y que ha sabido encontrar muchísimos espacios en la defensa local.

Reacciona el Deportivo

Cuando el público gallego empezaba a silbar a los suyos, el Deportivo se ha encontrado con el 1-3. Ha llegado en el minuto 25, en una acción en la que el árbitro ha considerado que Mascherano ha derribado a Riki dentro del área. Pizzi ha transformado la pena máxima y ha dado vida a un Deportivo que se ha acercado todavía más gracias a la diana de Álex Bergantiños, que ha rematado a gol un rechace de la defensa azulgrana tras un córner.

2-4 al descanso

Del 0-3 se había pasado al 2-3, y de pronto un Barça algo más relajado volvía a requerir la quinta marcha para no dejar escapar los tres puntos. Ha sido el momento en el que han vuelto a aparecer los dos protagonistas de la noche: Cesc Fàbregas –autor de tres asistencias de gol en la primera mitad- y Leo Messi, que se han asociado para anotar el 2-4.

Roja a Mascherano

La reanudación ha traído malas noticias al Barça, que al primer minuto ha recibido el 3-4, obra de Pizzi en un gran lanzamiento de falta. Instantes después, el equipo azulgrana se ha quedado con diez, al ver Mascherano la segunda amarilla. Tito Vilanova ha reaccionado inmediatamente, dando entrada a Adriano –se ha colocado de central junto a Song-, Pedro y Xavi. La misión era hacerse con el control de un partido absolutamente alocado.

Emoción hasta el final

Y el FC Barcelona lo ha conseguido a medias. Con Xavi, Busquets e Iniesta en el centro del campo, el juego se ha calmado. Messi ha estrellado un balón a la madera antes de inventarse un nuevo golazo, el 3-5, en un eslalon de otro planeta. Ahora sí, a pesar de la inferioridad numérica, la victoria parecía asegurada. Pero no. Una nueva fatalidad en el área azulgrana, con Jordi Alba como protagonista, ha acabado con gol en propia y el 4-5. Quedaban más de diez minutos para el final, en los que el Deportivo, incluso con Aranzubía, ha buscado un empate que no ha llegado.

Volver arriba