=
FC Barcelona – Atlético de Madrid: El billete para la final no se escapa (1-1)

FC Barcelona – Atlético de Madrid: El billete para la final no se escapa (1-1)

El Barça optará al título de Copa por cuarta temporada consecutiva tras empatar en el Camp Nou con gol de Suárez, que ha sido expulsado y se perderá la final, al igual que Sergi Roberto

El Barça luchará por ganar su 29ª Copa del Rey después de asegurarse la presencia en la final. Después de la ventaja de la ida, los hombres de Luis Enrique han empatado en el Camp Nou (1-1) en un partido tenso y emocionante. El gol de Suárez al borde del descanso ha allanado el camino y, a pesar del sufrimiento final tras el gol de Gameiro, el empate ha sido suficiente para certificar el billete para la final. La vuelta de Sergio Busquets y Andrés Iniesta han sido la otra nota positiva del encuentro, mientras que las expulsiones en la segunda parte de Sergi Roberto y Luis Suárez han sido el punto negativo, ya que ninguno de los dos podrá disputar la final.

Efectivamente, se ha visto un Atlético de Madrid diferente. Ya lo había advertido Luis Enrique en rueda de prensa, y así se ha confirmado en el momento que el balón ha comenzado a rodar. El conjunto colchonero ha tomado la iniciativa y ha pisado enseguida el campo del Barça. Los azulgranas, con la ventaja de la ida, se encontraban cómodos circulando en defensa, pero tenían dificultades para encontrar los espacios para superar la formación visitante. A pesar del talante diferente al resto de duelos contra el Atlético, los madrileños han creado peligro como lo suelen hacer: al contraataque y a balón parado. En ambos casos, sin embargo, Cillessen se ha mostrado muy seguro.

Cillesen es el faro, y Suárez el ejecutor

El portero holandés ha sido uno de los protagonistas de la primera parte. Ha salvado las ocasiones del Atlético, como en una clara ocasión de Carrasco, y se ha convertido en el faro del equipo. En momentos de dificultad para encontrar un destinatario, sus compañeros le confiaban la posesión para volver a iniciar jugada. En algunas ocasiones lo podía hacer en corto, y en otras buscaba en largo a los delanteros. Algunas imprecisiones azulgranas han creado incertidumbre y han hecho subir de pulsaciones el partido.

A partir de la media hora de juego el Barça ha dado un paso adelante. Ha ganado presencia en campo rival y control del balón. Así han surgido algunas acciones de peligro en la portería de Moyá, y al borde del descanso ha llegado un gol tranquilizador. Messi ha conducido con metros por delante, se ha hecho el espacio entre toda la defensa y ha disparado cruzado. El rechazo del portero colchonero ha ido directo a los pies de Suárez, que ha inaugurado el marcador a placer para ir a los vestuarios con el 1-0.

Tensión, clasificación y bajas

El planteamiento colchonero ha seguido igual en la segunda parte, pero el Barça ha tenido la situación bajo control. Ha sido así incluso jugando con un hombre menos tras la expulsión por doble amonestación de Sergi Roberto. La inferioridad no ha afectado al Barça, que ha situado a Mascherano en el lateral para frenar el empuje del Atlético. Unos minutos después se han nivelado de nuevo las fuerzas con la expulsión de Carrasco, y luego han reaparecido Sergio e Iniesta para asegurar la ventaja.

Las apariciones ofensivas del Barça eran esporádicas pero muy importantes. Como en un impresionante disparo de falta directa de Messi que ha sorprendido a todos y ha hecho temblar el larguero. A continuación, un penalti dudoso de Piqué sobre Gameiro ha acabado con el disparo del francés por encima de la portería de Cillessen. El Atlético buscaba el empate para dar emoción al tramo final del partido, y así ha sido. El propio Gameiro, a pase de Griezmann, ha igualado el encuentro.

El Atlético necesitaba otro gol para forzar la prórroga, pero el Barça no estaba dispuesto a ceder. Suárez ha visto como el árbitro le anulaba un gol por fuera de juego, y seguidamente le expulsaba en una disputa de balón área. El uruguayo no lo podía creer, pero no podrá jugar la final. En los minutos finales, el Barça, con nueve jugadores, se ha defendido con todo para asegurarse la presencia en su cuarta final consecutiva de Copa del Rey. Como no podía ser de otra manera, el Camp Nou ha acompañado al equipo en su camino, y el Barça luchará por ampliar, aún más, su hegemonía en la competición del KO.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo