10 Messi

Lionel Messi

Delantero

Leo Messi es el mejor jugador del mundo. Superdotado técnicamente, reúne todos los atributos necesarios para ser el número uno: sangre fría, velocidad, generosidad, desequilibrio y gol

Leo Messi comenzó su carrera deportiva en 1995 con Newell's Old Boys, donde jugó hasta la temporada 2000. Con 13 años Messi cruzó el Atlántico para probar suerte en Barcelona, donde se incorporó al Club como infantil. Desde entonces Messi ha tenido una progresión espectacular por las diferentes categorías (Infantil A, Cadete B, Cadete A, Juvenil A, Barça C, Barça B y primer equipo) en un tiempo récord.

Durante el ejercicio 2003/04, Messi alcanzó, con sólo 16 años, el gran sueño de debutar con el primer equipo en un partido amistoso ante el Oporto, que sirvió para inaugurar el nuevo estadio Do Dragao.

Ya en la temporada siguiente, la de la decimoséptima Liga, el argentino hizo su estreno oficial con el primer equipo. Fue el 16 de octubre del 2004 en el derby que el Barça ganó en Montjuïc (0-1). Las graves lesiones de diferentes jugadores del primer equipo y su gran papel con el filial permitieron que Messi fuera un jugador habitual en las convocatorias.

El 1 de mayo del 2005 se convirtió en el jugador más joven de la historia del Barça que marcaba en un encuentro de Liga. El rival fue el Albacete y Messi sólo tenía 17 años, 10 meses y 7 días cuando hizo el gol. Este récord lo superó posteriormente Bojan Krkic.

En el Mundial sub-20 de Holanda de 2005, Messi, además de proclamarse campeón, acabó como máximo goleador y fue escogido mejor jugador del torneo. Ésta fue, sin duda, su consagración definitiva en el fútbol internacional con sólo 18 años. Gracias a esto, poco después pudo debutar con la selección absoluta de su país en un partido amistoso contra Hungría.

La temporada 2005/06 fue la de su explosión como jugador del primer equipo, después de un gran debut en el trofeo Joan Gamper contra la Juventus. Se exhibió en campos como el Santiago Bernabéu, en un memorable partido que acabó 0-3, o Stamford Bridge, en los octavos de final de la Liga de Campeones contra el Chelsea. Una lesión muscular lo dejó fuera en el tramo final de la competición. Messi jugó un total de 17 partidos de Liga, 6 partidos en la Liga de Campeones y 2 en la Copa del Rey y marcó 8 goles.

La temporada siguiente Messi dio un paso más y maravilló al mundo entero con goles como el conseguido ante el Getafe en la Copa del Rey. La temporada 2006/07, a pesar de no ganar ningún título importante a nivel colectivo, el argentino acabó segundo en los premios FIFA WORLD PLAYER y tercero en el Balón de Oro. Esta evolución continuó el curso 2007/08, cuando Messi hizo 16 goles y 10 asistencias en 40 partidos jugados. El año 2008 Leo Messi repitió el segundo lugar en el FIFA WORLD PLAYER.

En la 2008/09 mantuvo el nivel y, ya sin Ronaldinho en el vestuario, Messi se convirtió en el crack indiscutible del Barça. Completó su primera temporada sin lesiones y superó su récord de partidos jugados (51) y goles (38). El argentino también fue decisivo en las finales de Copa y Champions: marcó el segundo gol del Barça en cada una de ellas. El año 2009 ganó el FIFA World Player y el Balón de Oro.

Sin techo aparente, Messi consiguió su primer Pichichi la temporada 2009/10 al igualar la histórica cifra de 34 goles de Ronaldo (96/97). De este curso también quedará para el recuerdo el gol con el escudo azulgrana que le marcó al Estudiantes de La Plata y que dió al Barça su primer Mundial de Clubes.

Lejos de conformarse, el argentino se superó nuevamente la temporada 2010/11, en la que anotó hasta 53 goles oficiales, por aquel entonces una cifra récord en España y que hasta entonces sólo había conseguido Cristiano Ronaldo (en la misma temporada). Messi, como en Roma, volvió a ser decisivo en la final de Champions. En Wembley anotó un golazo desde fuera del área que puso por delante al Barça. En el 2011 Messi logró su tercer FIFA Balón de Oro consecutivo, e igualó a Cruyff, Platini y Van Basten.

En la temporada 2011/12 es cuando superó los 232 goles de César Rodríguez y se convirtió en el máximo goleador en partidos oficiales de la historia del Club. Logró esta hazaña el 20 de marzo de 2012, en un Barça-Granada (5-3) donde firmó un hat-trick brillante.

Dos semanas antes, el 7 de marzo de 2012, firmó por primera vez cinco goles en un mismo partido en un Barça-Bayer 04 Leverkusen.

El 5 de mayo de 2012 es otra fecha en la que Leo Messi amplió unos números legendarios. En el derbi ante el Espanyol, Messi alcanzó los 50 goles en una misma Liga, siendo la tercera vez que marcaba cuatro dianas en un partido, y estableció el récord histórico de goles en la competición nacional. Finalmente, concluyó un gran año marcando un auténtico golazo en la final de la Copa del Rey ante el Athletic Club. En la 2011/12 marcó en todas las competiciones que el Barça disputó. Y es que sus 73 goles fueron claves para ganar aquella temporada la Supercopa de España, la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes y la Copa del Rey. Cerró 2012 con el récord de goles en un año natural (91 dianas), superando la histórica cifra de Gerd Müller (85 con el Bayern y Alemania el año 1972).

Aparte de superar este récord, Messi hizo de la temporada 2012/13 otro año de ensueño. El crack argentino marcó durante 19 jornadas seguidas -una vuelta entera- hasta que una lesión en el campo del PSG lo mermó físicamente en la fase más decisiva de la Liga de Campeones. En la competición nacional fue una pieza decisiva para alcanzar la Liga de los 100 puntos. Terminó como Pichichi, con 46 goles. En todas las competiciones hizo 60 goles en 50 partidos (1,2 por partido).

La temporada 2013/14 sería una campaña complicada para el crack argentino, sobre todo en cuanto a las lesiones. A pesar de mantener unos grandes registros goleadores, con 41 goles en 46 partidos (28 en Liga, 5 en la Copa y 8 en Champions), Messi cayó lesionado en el mes de noviembre con una rotura fibrilar en el bíceps femoral que lo tendría entre seis y ocho semanas de baja. Su regreso en Getafe, en enero, sería triunfal: con sólo treinta minutos, marcó dos goles en los minutos finales que certificaron la victoria azulgrana. Messi sumó 250 partidos en la Liga con el Barça y 400 con la camiseta azulgrana en un Levante-FC Barcelona de Copa, con un espectacular promedio de 331 goles en 400 partidos.

Además, esa temporada Messi se convirtió en el máximo goleador de la historia del Club -incluyendo amistosos- con 371 goles, superando así a Paulino Alcántara (369).

La campaña 2014/2015 es una de las más brillantes del astro argentino. Messi fue uno de los grandes artífices del segundo triplete de la historia del Barça, que seis años después volvía a conquistar la Liga, la Copa y la Liga de Campeones en una misma temporada. Gracias a sus 56 goles en las tres competiciones, Messi estableció dos récords casi inalcanzables: en un Barça-Sevilla en el Camp Nou superó a Telmo Zarra para convertirse en el máximo realizador de la Liga (la marca del delantero vasco era de 251 goles), y con un hat-trick en el campo del Apoel de Nicosia superó a Raúl como máximo goleador de la Champions (el exmadridista había marcado 71 goles), cerrando la temporada con 77 dianas en 99 partidos en Europa.

Además, ese año volvió a liderar la tabla de goleadores de la Champions por quinta vez -en esta ocasión, igualado con Neymar y Cristiano Ronaldo, con 10. Por otra parte, también superó el récord de asistencias en la Liga que poseía Luis Figo (105) para convertirse en el jugador que más pases de gol ha dado en toda la historia de la competición. Meses más tarde, en enero de 2016, recogería su quinto FIFA Balón de Oro en Zúrich.

El 23 de abril de 2017, en la Diada de Sant Jordi, Leo Messi llegaba a los 500 goles con el primer equipo con un gran gol en el último minuto del Clásico de Liga disputado en el Santiago Bernabéu (2-3).

Messi es también el capitán de la selección argentina y ya ha disputado tres Mundiales (2006, 2010 y 2014). En la última Copa del Mundo de Brasil de 2014, el argentino llega a la final del torneo, pero la derrota ante la Alemania de Joachim Löw le impediría proclamarse campeón del mundo. Después del partido es proclamado como mejor jugador del Mundial. Messi también ha participado en tres Copas América (2007, 2011 y 2015). En esta última quedó subcampeón tras perder en la tanda de penaltis contra la selección chilena, anfitriona del torneo. En verano de 2008 participó en los Juegos Olímpicos de Pekín, de donde regresa con la medalla de oro bajo el brazo.

Perfil técnico

Messi es un jugador excelente, sensacional, único. Se trata de un futbolista muy creativo, con una enorme técnica individual que le permite desbordar a los rivales con facilidad. Es un jugador zurdo versátil que puede jugar tanto de centrocampista por las dos bandas como en posiciones de delantero puro, aunque la de extremo derecho es su posición más natural.

A pesar de no ser muy alto, su fuerza física y velocidad hacen que pueda aguantar las embestidas de los rivales. Tiene una potencia impresionante y su conducción de balón, que parece ir pegada a sus pies, es incomparable. Es también un especialista en todos los lanzamientos a balón parado, sobretodo en faltas y penaltis.

La sangre fría y la capacidad de asumir responsabilidades en los momentos difíciles son otras de las virtudes que hacen de Leo Messi el mejor futbolista del planeta.