fcb.portal.reset.password

Wilde, celebrando un gol en la presente edición de la UEFA Futsal Cup / MIGUEL RUIZ-FCB

Wilde Gomes da Silva es el hombre-gol del fútbol sala azulgrana. Desde que fichó por el Barça, en el verano de 2010, ha marcado 205 en competiciones oficiales. De este modo, el pivote brasileño es el máximo goleador de la historia de la sección en la UEFA Futsal Cup (20), en la Liga (133), en la Copa de España (20) y en la Copa del Rey (28).

"En todos los equipos que he estado y en la selección brasileña siempre he marcado muchos goles y la intención aquí era la misma, pero no creía que sería el máximo goleador de la historia del club. No me lo esperaba y me gusta, la verdad", manifestaba Wilde a www.fcbarcelona.es. En cinco años en el Palau se ha convertido en un goleador de récord. Comenta: "Siempre he intentado marcar, no para ser el máximo goleador, sino para ayudar al equipo. Es lo más bonito. No lo buscaba, pero ha pasado y estoy muy contento".

Los tres más especiales

De estos 205 goles, el '13' azulgrana tiene bastante claro con qué tres momentos se quedaría: "Primero con los dos que marqué en la final de la Copa de España de 2011, que era el primer título del Barça. Fue en Segovia, contra ElPozo, mi ex equipo. También recuerdo mucho los goles en la prórroga de la Liga que ganamos contra ElPozo y finalmente, por supuesto, los de la Copa de Europa de Lleida. Por los partidos que eran, creo que estos fueron los más importantes".

Justo delante de una nueva Final Four de la UEFA Futsal Cup, Wilde se quiere quitarse la espinita de Bakú. Revela: "El año pasado no estaba al 100%, estaba resfriado y con fiebre. Me costó un poco, pero lo importante es ganar, como ocurrió". A nivel personal, se presentará a Lisboa en un gran estado de forma. "Me encuentro bien físicamente y en la pista. Llego en uno de los mejores momentos de la temporada, llevo unos buenos partidos y espero ayudar al equipo a ganar la Final Four", concluye.

Volver arriba