fcb.portal.reset.password
Marc Carmona ha hecho un repaso a la temporada culé

Marc Carmona ha hecho un repaso a la temporada culé / FOTO: VÍCTOR SALGADO

Un vez finalizada la temporada 2014/15, Marc Carmona, entrenador del FC Barcelona, ha hablado con Barça tv para hacer un repaso del año que acaba de terminar

Para empezar, ¿qué balance hace de la temporada?

No estamos satisfechos, no hemos llegado allí donde queríamos, no hemos podido alcanzar los objetivos marcados. La temporada ha sido decepcionante, y más perdiendo el último partido en casa. El equipo se ha entrenado bien a lo largo de la temporada, estamos satisfechos con el trabajo realizado, pero algunos días sin estar mal no hemos estado tan bien como nos exigía el partido o la competición, y lo hemos acabado pagando. La sensación es de haber estado cerca de todo pero sin estar allí para coger el objetivo final. La sensación no es buena.

Ha sido una temporada de cambios en la plantilla, donde han marchado tres piezas importantes y han venido tres futbolistas nuevos. ¿Qué diría a esa gente que cree que ha sido una mala decisión?

Siempre digo que uno de los retos más difíciles del mundo del deporte es dar continuidad a un equipo ganador, que es lo que hemos sido los últimos cuatro años. No ha salido como esperábamos, hemos perdido un poco de solidez y eficacia con estos cambios pero no quiero justificarlo. No ha salido bien, esta es la realidad, pero tenemos claro dónde vamos y que debemos apostar por esta gente. Estamos en la línea correcta y el tiempo dirá..

No sé si, cuando llegó a las vacaciones de la Navidad, pensaba que iba por el buen camino.

Hasta la final de Copa de España el equipo está donde queremos: la Final Four de la Champions y disputando la primera posición de la Liga regular. Pero perdemos la final de Copa y es aquí donde el equipo empieza a tambalearse. Es una bofetada importante, nos hace daño desde el punto de vista de la confianza, y esto junto con la derrota en la jornada 30 contra el Inter nos genera ciertas dudas. Hasta entonces, sin embargo, íbamos en la línea correcta, con pequeñas cosas que había que mejorar como la regularidad y la constancia, pero en el camino correcto. Hay tres o cuatro partidos a lo largo del año que nos perjudican en cuanto a la confianza y eso acaba siendo decisivo.

Siempre digo que uno de los retos más difíciles del mundo del deporte es dar continuidad a un equipo ganador

Es más dolorosa, sin embargo, la derrota ante el Inter en casa en la jornada 30? Por cómo fue, por lo que significó, porque era antes de la Final Four?

No, es más dolorosa la de la Copa de España, porque encima 15 días después ganamos el Jaén con comodidad. Con el Inter el partido fue de tú a tú y puede pasar cualquier cosa y sí, duele porque venimos de una primera parte muy buena y nos marcan a 40 segundos para el final. Es la segunda bofetada y duele más porque ya estás dolorido de la primera, pero la más dolorosa de la temporada es la final de la Copa de España.

En la Final Four salieron muy bien, hacen muy buena semifinal, pero la final ante el Kairat fue bastante a cara o cruz. No sé cómo condicionó, sobre todo, el aspecto físico.

Hemos recibido muchas críticas, sobre todo por la táctica, y nuestra valoración es que no perdamos el partido por 5 contra 4, sino que hay tres o cuatro cositas en que nos equivocamos, por lo que perdemos. Pero el primer gol llega con un 4 contra 4, y el tercero con un 4 contra 3 tras la expulsión de Lozano. Nosotros defendemos bien el 5 contra 4, pero nos falta un poco de acierto de cara a portería y competir bien yendo por debajo en el marcador, pero como hemos dicho esto es consecuencia de lo que nos había pasado antes y el equipo tiene un poco de angustia.

Es que el año pasado, por ejemplo, ganan dos títulos en la prórroga.

Este equipo ha ganado en los últimos años 11 títulos de los más importados. Esto no es casualidad, sino que quiere decir que has hecho las cosas mejor que el rival. Al final se trata de competir bien, que implica muchas cosas, es tan sencillo y tan difícil como eso. Y en ciertos partidos, en los decisivos, no hemos acabado de competir bien.

Respecto a las semifinales de la Liga con el Pozo, ganan aquí en el Palau, pero el equipo pierde en Murcia pese a hacer méritos para empatar. No sé si el tercer partido los vuelve a pasar por la cabeza todo lo que les ha pasado a lo largo de la temporada.

Al final la equivocación es no haber sido mejor en Murcia, porque es el partido en el que el Pozo tiene más presión y desde el punto de vista de la ventaja en el marcador es cuando lo tenemos mejor. Nuestra primera parte es muy mala, a pesar de intentarlo hasta el final, hacer postes y estar bien en defensa. Acabamos perdiendo y nos vamos de allí pensando que hemos dejado escapar una oportunidad. En el tercer partido, en casa, somos capaces de remontar un 0-2, el partido es muy abierto, pero una vez más encajas un gol de córner, o en un error en una transición. Nos ha faltado un poco más, competir mejor. Han sido más decisivas los errores importantes que hacer un juego brillante o estar muy acertados ofensivamente.

Me gustaría que valorara el papel que tuvo la afición, y sobre todo los Dragones, cuando perdieron con el Inter. Quizás es una de las primeras decepciones en el Palau tras años de éxitos, pero la afición estuvo increíble.

Los Dracs nos han dado una lección de estar al frente del equipo cuando las cosas no van bien. Normalmente la gente apoya un equipo sólo cuando va bien y gana, pero los Dragones y la afición en general nos han dado la lección de valorarlo todo -el esfuerzo, la entrega, no rendirse se- aunque no salgan las cosas. Sólo podemos dar las gracias y decirles que seguiremos trabajando para que se sientan orgullosos del equipo.

La hoja de ruta, de cara al próximo año lo tienen claro, con la renovación progresiva de la plantilla.

Sí, lo tenemos muy claro, aunque puede haber modificaciones, pero está claro. Ahora confiamos en jugadores que tenemos en el grupo de unos 25-27 años, que son los que tienen que tomar el relevo y creemos que son capaces de hacerlo. El tiempo dirá si teníamos razón o no.

La próxima temporada jugará con el Barça un futbolista de la casa como Marc Tolrà. Ha hecho muy buen año en Navarra, supongo que lo ve preparado para jugar en el primer equipo.

Egoístamente y personalmente estamos muy contentos de que vuelva un jugador que es el primero que hemos parido, porque llevaba con nosotros desde Cadete, ha pasado por todas las etapas formativas, y es el primero que sale aquí, juega dos años en la División de Honor y vuelve. Es un orgullo. Nosotros, sin embargo, subimos canteranos porque son buenos, no porque son de la cantera. Si viene es porque se lo ha ganado él y sólo él. Tenemos toda la confianza del mundo que nos ayudará.


Volver arriba