fcb.portal.reset.password

Marc Carmona, al final del partido en Murcia. FOTO: ÀLEX CAPARRÓS-FCB.

Un tiempo muerto a falta de pocos segundos para el final, cuando el marcador ya registraba un 3-6 significativo, sirvió para que Marc Carmona expusiera, una vez más, los valores que se intentan inculcar en el Club. El ambiente en el Palacio de los Deportes estaba caldeado, el partido había sido caliente y dos goles en la prórroga del ex d’ElPozo Wilde habían hecho saltar chispas.

Entonces, Carmona reunió a sus hombres, pero no para darles instrucciones técnicas, sino para hacerles una lección de deportividad. "¡Hay que saber perder y hay que saber ganar!", les espetó el técnico. Pocos instantes más tarde, el Barça se proclamaría campeón de la Liga de fútbol sala, revalidando el galardón más preciado, el de los valores de comportamiento.


Volver arriba