fcb.portal.reset.password

 

La Copa Asobal se queda en el Palau Blaugrana y se convierte en el cuarto título de la temporada para el Barça de balonmano. El anfitrión de la competición no ha fallado a pesar de encontrarse en frente a un dignísimo Granollers. Seguramente en el partido más duro para el Barça en casa del curso y en un gran ambiente, el equilibrio ha sido total en casi toda la primera parte. Hasta que los hombres de Pascual han alcanzado una renta de cuatro goles que administrarían con autoridad. La Copa Asobal es suya. La novena.

Balonmano de calidad e igualado

Los dos equipos han aparecido con ganas de ofrecer un buen espectáculo, sin especular. En la misma línea que está siguiendo en la Liga, el Granollers ha salido atrevido y muy bien abrigado por el portero Schultz (3-4). De entrada, Víctor Tomás ya era el azulgrana más efectivo (4 goles en los primeros 8 minutos). El ritmo de juego era alto y los hombres de Xavi Pascual completaban transiciones con velocidad.

El tanteo inicial era apasionante. El primer penalti, transformado por Karabatic, y una contra culminada por Juanín han significado la primera pequeña distancia (9-6, min 12). El parcial obligaría a pedir un tiempo muerto al técnico visitante. Y la cosa le ha salido bien a Toni García porque sus hombres se han vuelto a acercar (9-8). A los azulgrana les costaba frenar a un acertado Del Arco y las alternativas en el juego y los goles eran constantes (12-11, min 19). Los felinos Saric y Schulz contribuían decisivamente en fomentar dicha igualdad.

Parcial de 4-0 clave

Movía el banquillo continuamente Xavi Pascual para mantener una intensidad elevadísima, aunque el Granollers se mantenía a rueda (14-14, min 24). En este momento, sin embargo, una inferioridad ha penalizado muchísimo a los visitantes y un parcial de 4-0 ha permitido al Barça irse al descanso con ventaja (20-15). No les había temblado el pulso a los cañoneros Rutenka y Karabatic.

No se arruga el Granollers

Parecía que el Barça se escapaba, pero en la reanudación ha tardado casi cinco minutos en perforar la portería y el Granollers se mantenía vivo (21-17, min 35). Los locales han gestionado con inteligencia su margen. Y cuando los vallesanos amenazaban, aparecía la garra de Víctor Tomás, el máximo goleador de la final. La lucha por la copa seguía (25-21, min 43). Sin Salinas, con molestias, Campos y Arnau García asumían la responsabilidad ofensiva visitante.

¡Campeones!

El Barça no toleraría que el contrincante superara la barrera de tres goles. No ha sufrido para conservar la renta y se ha situado a seis a falta de diez minutos (29-23). Eso sí, un orgulloso Granollers no tiraría la toalla hasta prácticamente el final. Incluso un parcial de 0-2 le ha hecho entrar en los instantes decisivos con el encuentro abierto. Tenía el balón para ponerse a tres (29-25, min 56). No lo ha aprovechado y, en la siguiente, Sarmiento no perdonó y esfumaba cualquier posible incertidumbre. La Copa Asobal se quedaba en casa.

LA FICHA

FC BARCELONA, 34
FRAIKIN GRANOLLERS, 28

FC Barcelona: Saric, Juanín (2), Tomás (9), Sorhaindo (3), Sarmiento (4), Gurbindo (1), Karabatic (3) –siete inicial-, Noddesbo (1), Entrerríos (2), Rutenka (5), Stranovsky (1), Morros y Lazarov (3).

Fraikin Granollers: Schulz, García (2), Campos (4), Solé (3), Resina (3), Grundsen, Del Arco (5)–siete inicial-, Blanxart (1), Pujol, Capdevila (2),Pérez, Puig, Sastre, Ruiz (3) y Salinas (2).

Asistencia: 3.912 espectadores.

Volver arriba