fcb.portal.reset.password

Rutenka, pese a sus 9 goles, no pudo evitar la derrota de Bielorrusia / FOTO: handball2013

La jornada del sábado en el Mundial de Balonmano contó con una amplia representación azulgrana. Los tres jugadores del Barça Intersport que no disputan la competición con la selección española jugaron sus partidos de la primera jornada con suerte diversa. Sorhaindo, con Francia, superó con cierta dificultad una combativa Túnez; Noddesbo, con Dinamarca, no tuvo problemas para deshacerse de Qatar, y Rutenka, a pesar de sus nueve goles, vio como Bielorrusia acababa cediendo ante Polonia por un ajustado 24-22.

Noddesbo y Sorhaindo, la cara

El primero de los azulgranas en saltar a la pista fue el danés Jesper Noddesbo. Su selección superó por un amplio 41 a 27 a Qatar, con un gol del pivote azulgrana en el único lanzamiento que probó. Después de una primera parte en la que ya dejaron la victoria sentenciada con una ventaja de seis goles, los daneses pudieron ampliar el marcador en un segundo tiempo cómodo. Gracias a la eficacia en ataque de Eggert y Lindberg, con ocho goles cada uno, y con un gran Landin bajo los palos, Dinamarca superó la primera jornada del grupo B, que se juega en Sevilla y en la que se prevé que tendrá como gran rival Islandia.

Cedric Sorhaindo, por su parte, se enfrentó con la selección de Túnez en Granollers con un resultado también favorable para el azulgrana y los suyos. Francia, a pesar de ir un gol por detrás en el descanso (13-14), pudo remontar el resultado en el segundo tiempo y se acabó imponiendo por una diferencia de tres goles (30-27). Sorhaindo, que estuvo sobre la pista un total de 50 minutos, marcó dos goles en los tres lanzamientos que intentó. El pívot azulgrana estuvo bien acompañado por Luc Abalo y Nikola Karabatic, autores de once goles entre los dos. En el grupo A, Francia es la gran favorita y deberá disputarse la primera plaza previsiblemente con Alemania, campeona del mundo en 2007.

Rutenka y Bielorrusia, la cruz

Siarhei Rutenka fue el único representante azulgrana que cayó en la primera jornada del Mundial de España. Con la selección de Bielorrusia, el jugador del Barça cayó por sólo dos goles contra Polonia. A pesar de hacer una gran segunda parte, la desventaja que tenían de cinco goles (14-9) al descanso fue demasiado para una Bielorrusia que tuvo el lateral del Barça Intersport como gran amenaza ofensiva. Los nueve goles de Rutenka en los once lanzamientos que probó no fueron suficientes para estrenar el grupo C con victoria. En la segunda jornada, contra Serbia, los bielorrusos tendrán la oportunidad de reponerse del tropiezo inicial.

Volver arriba