12 Rafinha

Rafael Alcántara do Nascimento

Centrocampista

‘Rafinha’, en el Club desde los 13 años, combina calidad, visión de juego y llegada, atributos que le convierten en un centrocampista muy a tener en cuenta

El pequeño de la saga Alcántara nació el 12 de marzo de 1993 en Sao Paulo, Brasil, pero tiene la nacionalidad española. Hijo del ex jugador brasileño Mazinho, Rafael Alcántara se trasladó a España muy pequeño, ya que su padre jugó en el Valencia, el Celta y al Elche. Con 13 años ingresó en el fútbol base del FC Barcelona, ​​donde ya estaba su hermano Thiago. Rafinha se incorporó en el Infantil A en 2006, y fue escalando categorías hasta llegar a explotar el Barça B.

Como jugador del filial, Rafinha debuta oficialmente con el primer equipo el 10 de noviembre de 2011 bajo las órdenes de Pep Guardiola. Fue en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey contra el Hospitalet. Un mes después, el 6 de diciembre, Rafinha coincidió por primera vez sobre el césped con su hermano Thiago en el partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones ante el BATE Borisov (4-0).

Rafinha es un centrocampista ofensivo zurdo con mucha llegada al área contraria. Aunque no es un goleador, en todas las categorías ha visto portería con cierta frecuencia y destacó como un gran asistente. Jugó en las categorías inferiores de la selección española sub-16, sub-17 y sub-19, pero finalmente eligió jugar con la brasileña y fue convocado para disputar el Sudamericano sub-20 con la 'canarinha'. Además, durante los Juegos Olímpicos de Río 2016, logra el Oro con la selección brasileña.

Después de pasar por las categorías infantiles y cadetes del fútbol base, Rafa Alcántara disputó la temporada 2010/11 a caballo entre el Juvenil A y el Barça B. De la mano de Luis Enrique, su primer entrenador como jugador del primer equipo , el hispano debutó en el filial en un partido contra el Girona en el Miniestadi. A partir de entonces se convirtió en un habitual del Miniestadi, y el curso siguiente pasó a tener ficha del Barça B a pesar de estar en edad juvenil.

Antes de marchar cedido, con el primer equipo jugó un total de cuatro partidos, tres durante la temporada 2011/12 (dos de Champions y uno de Copa) y otro al curso siguiente. Finalizada la temporada 2012/13, Rafa Alcántara llegó a un acuerdo con el FC Barcelona para ser cedido durante un año. El Celta de Vigo, equipo en el que había destacado como jugador su padre, fue el destino para Rafinha. A Balaídos tuvo como entrenador Luis Enrique, que luego pasó a ser su técnico en el Barça.

Como jugador del Celta de Vigo destacó definitivamente como un centrocampista de técnica depurada y llegada desde la segunda línea. A Balaídos se convirtió en una pieza clave del sistema de juego de Luis Enrique. Lo prueban las estadísticas de su paso por el conjunto gallego: jugó 32 partidos, 27 de ellos como titular, marcó cuatro goles e hizo cinco asistencias. Además, fue nombrado mejor jugador de la Liga durante el mes de febrero por la LFP.

Tras volver de su cesión al Celta, Rafinha consolidarse como jugador del primer equipo de pleno derecho la temporada 2014/15. El jugador brasileño, que ya había coincidido con Luis Enrique en Vigo, disputa un total de 24 partidos en la Liga en la que hizo un gol, 6 en la Copa, competición en la que también se estrenó como goleador culé, y 6 en la Champions League. En el mercado de invierno de la temporada 2017/18 Rafinha se marchó cedido al Inter de Milán.

Perfil técnico

Zurdo de calidad, Rafinha destaca por su llegada al área contraria incorporándose desde la segunda línea. El centrocampista ofrece control y ritmo al juego del equipo. En las últimas temporadas se ha prodigado como asistente y, a pesar de no ser un goleador, siempre aporta una cifra considerable de goles.