fcb.portal.reset.password

Messi y Paulinho fueron los goleadores del triunfo del FC Barcelona en San Mamés (0-2). El argentino hizo el 0-1, justo antes del descanso, mientras que Paulinho cerró el resultado contra el Athletic Club ya en el tiempo añadido. Pero aparte de estas dianas, todo el mundo coincidió en señalar que la victoria se fundamentó en las manos de un hombre: las de Marc-André Ter Stegen. Y es que el portero alemán hizo un auténtico partidazo, con paradas determinados para ser pieza clave del triunfo.

Especialmente inspirado se mostró ante el delantero Aritz Aduriz, que no pudo batirle en ninguna de las cuatro ocasiones claras que tuvo. Las más determinantes, la intervención que hizo en el minuto 18, con el 0-0, y la del minuto 85, que evitó el empate.

Nunca antes se habían encajado tan pocos goles

Con esta genial actuación, Ter Stegen fue capaz de volver a dejar la portería a cero y ya son siete las jornadas en que el Barça no ha recibido ningún gol -de las 10 que se han disputado. Desde que comenzó la Liga, los de Ernesto Valverde, con el portero alemán bajo palos, han recibido sólo tres dianas (Getafe, Eibar y Atlético de Madrid).

Unas cifras defensivas que representan un récord histórico. Porque nunca antes el equipo azulgrana había llegado a la jornada 10 de la competición doméstica con tan pocos goles en contra. Hasta ahora, la mejor cifra era de 4 goles encajados la temporada 1968/69, la 1977/78, la 2011/12 y la 2014/15.

Consigue ahora los guantes firmados por el portero Marc-André ter Stegen.
Volver arriba