fcb.portal.reset.password

Sergi Roberto ya forma parte de los jugadores más grandes de la historia del FC Barcelona. El jugador surgido de la Masia puso la punta del pie para rematar la última acción del partido y marcar un gol lleno de coraje, de fantasía, de confianza, de sueño y de fe. Empujados por 96.290 azulgranas, el Camp Nou fue el aliado perfecto y se convirtió en el jugador número 12, 13 y 14 del equipo. Con el gol de Sergi Roberto se culminó la mejor remontada que se ha hecho nunca en la historia del fútbol. Fue una proeza, una hazaña que convirtió lo inimaginable en realidad, lo imposible en posible. Inigualable.

Sergi Roberto, que no había entrado en el 11 titular, entró en el terreno de juego con 3-1 en el marcador y sustituyendo Rafinha en el minuto 76. Quedaban 15 minutos más el añadido y al Barça sólo le quedaba apelar a la épica para remontar. Y más aún, cuando en el minuto 88 el equipo necesitaba tres goles para clasificarse para los cuartos de final de la Liga de Campeones. Neymar Jr hizo soñar al Barça con el 4-1 con un golazo de genio de falta, teledirigida a la escuadra, sólo al alcance de los elegidos. Imparable. Y un minuto más tarde, el mismo Neymar Jr marcó de penalti para poner un 5-1 que permitía al Barça soñar hasta el último minuto. Al final y con Ter Stegen subiendo al área, Sergi Roberto culminó la jugada de su vida y de todo el barcelonismo (6-1). Un gol para la historia, un gol que nunca será olvidado en el Camp Nou y que permite elevar Sergi Roberto a los grandes héroes de la historia del Club.

Siguiendo los pasos de Bakero e Iniesta

Por muchos títulos y muchas remontadas que se hayan ganado y realizado en la historia del FC Barcelona, ​​el gol de Sergi Roberto seguramente será uno de los más celebrados de la historia del Club, sino el que más, y sube al podio de héroes como Jose Mari Bakero en Kaiserslautern y Andrés Iniesta en Stamford Bridge. Bakero enloqueció el barcelonismo la temporada 1991/92 cuando su gol en el minuto 90 permitió al Barça clasificarse para la siguiente ronda de la Liga de Campeones. Fue el 3-1 y sirvió para neutralizar la remontada del Kaiserslautern tras el 2-0 de la ida en el Camp Nou. Un gol que llenó de moral al Barça, que, más tarde, se proclamó campeón de la Copa de Europa por primera vez en su historia en Wembley ante la Sampdoria.

Iniesta fue el héroe del 2009 cuando el equipo ya se veía prácticamente eliminado y pegó un disparo espectacular a la escuadra en el tiempo añadido y enmudeció Stamford Bridge para clasificar al Barça para la final de Roma. Una celebración épica en la primera temporada de Pep Guardiola como técnico. Una final que el Barça también ganaría y entraría en la historia en conseguir el primer triplete del Club. Cuando parecía que una hazaña similar sería imposible de repetir, el Camp Nou vivió este 8 de marzo - ya para siempre inolvidable - una proeza nunca vivida antes en la historia del fútbol, ​​resuelta a los segundos finales del partido por un gol de Sergi Roberto, legendario ya en el FC Barcelona.

Volver arriba