fcb.portal.reset.password

Luis Enrique, en rueda de prensa, antes de la vuelta de Copa | MIGUEL RUIZ - FCB

Luis Enrique ha comparecido este miércoles en rueda de prensa antes de afrontar el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey contra la Real Sociedad. A pesar de la ventaja que da la victoria de la ida en Anoeta (0-1), el técnico azulgrana no se fía de un conjunto txuri-urdin que siempre es un rival exigente para el Barça. "La Real juega con el mismo concepto en casa y fuera; la presión alta es una de las fases del juego que hay que tener en cuenta para poder pasar la eliminatoria", ha analizado el asturiano.

Después de cuatro victorias consecutivas, los culés se encuentran en uno de los momentos dulces de la temporada y quieren alargarlo para acceder a las semifinales. "La Copa es una competición atractiva y que nos trae buenos recuerdos", ha comentado Luis Enrique. El técnico, además, ha explicado que "el estado de ánimo del vestuario es el óptimo". "Hay optimismo, y los resultados nos sirven para reforzarlo", ha añadido. Aún así, el asturiano ha dicho que "sería un grave error pensar que está hecho".

Soluciones ante las adversidades

Para la vuelta de los cuartos de Copa -el jueves a las 21.15 horas-, Luis Enrique contará con algunas bajas de peso en el centro del campo. Iniesta se recupera de la lesión en el sóleo de la pierna izquierda, mientras que Sergio sufrió en Ipurua un esguince en el ligamento lateral externo del tobillo derecho. Estas bajas se suman a la de Rafinha, pero el técnico confía en encontrar soluciones: "Tengo muchas opciones para suplir las bajas". En este sentido, sin embargo, no quiso dar pistas sobre quién sustituirá a Sergio en la posición de pivote.

Uno de los factores clave para Luis Enrique será el Camp Nou. Aunque cree que la Real Sociedad no cambiará su planteamiento, reconoce que "en el Camp Nou hay varios factores positivos, más allá de la idea de los equipos". El asturiano, que ha vuelto a deshacerse en elogios hacia Leo Messi- "la evolución es clara, y ha ido en función de su madurez; es el prototipo de jugador que necesita poco su físico, y todo esto le hace ser único"-, ha afirmado:" Cada temporada que pasa veo crecer el hambre y las ganas del equipo". Por último, el técnico culé ha dicho que "el nivel del arbitraje es el adecuado". "Es muy difícil, y lo que necesitan es la ayuda de todos, no críticas", concluyó.

Volver arriba