fcb.portal.reset.password

Gerard Piqué ha liderado el intento de remontada | MIGUEL RUIZ - FCB

El Barça ha vuelto a dejar escapar los puntos de Balaídos, al igual que ocurrió la temporada pasada, en un partido marcado por la desventaja de la primera parte y el intento de reacción en la segunda. El Celta ha marcado tres goles rápidos antes del descanso, y el Barça ha estado a punto de igualar después en dos ocasiones. Piqué, con dos goles, y Neymar Jr, desde el punto de penalti, han acercado a los azulgrana en la igualada.

El recuerdo de la temporada pasada estaba muy presente, y el Barça ha saltado a Balaídos concentrado y con tendencia ofensiva. Suárez ha estado cerca del gol, pero pronto han aparecido unos nervios que se han acentuado con la presión alta del Celta. Los gallegos han comenzado a forzar pérdidas en las salidas del Barça, y una de esas la ha aprovechado para abrir el marcador. Sisto, en el minuto 22, ha marcado el 1-0 con un disparo cruzado. El gol ha dejado al Barça tocado. Las ideas han desaparecido y el Celta ha atacado los puntos débiles de los culés.

En dos minutos fatídicos, el partido se ha puesto definitivamente cuesta arriba. Iago Aspas ha cogido por sorpresa al Barça, ha superado a Piqué y ha marcado el 2-0. No habían pasado ni dos minutos y llegaría el tercero. Mathieu, al intentar evitar el remate de Aspas, se ha marcado en propia portería. Los fantasmas del curso pasado han vuelto, pero para después del descanso esperaba una historia muy diferente.

Infortunio en la reacción

Y es que al volver de los vestuarios, el Barça ha cambiado el chip. Iniesta ha ocupado el puesto de Rafinha y ha tomado las riendas del juego con maestría. El capitán, que ha llegado a la cifra mágica de 600 partidos oficiales de azulgrana, ha revolucionado el partido. Con poco más de diez minutos ha tenido suficiente para poner una pelota en la cabeza de Piqué, que ha recortado distancias. Con el Barça lanzado, un penalti cometido sobre André Gomes ha servido para que Neymar Jr situara un esperanzador 3-2 en el marcador.

El partido había cambiado totalmente, pero cuando parecía que se acercaba el empate, una acción desafortunada en la salida de una jugada desde los pies de Ter Stegen ha acabado con el balón en la cabeza de Pablo Hernández y en la red del portero alemán. Ha sido un golpe duro, pero los culés no han bajado la cabeza y han seguido buscando la portería local. Y ha vuelto a ser Piqué quien, rematando de cabeza un centro de Denis, ha vuelto a poner emoción al partido. La reacción, sin embargo, no ha acabado siendo completa pese a dos buenas ocasiones de Neymar Jr y Piqué, y el Barça ha dejado escapar los puntos en Balaídos antes de un nuevo parón de partidos de selecciones.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();