fcb.portal.reset.password

Suárez, Neymar Jr y Leo Messi en la famosa foto del gol a l'Atlético de Madrid /Albert Gea (Reuters)

Camp Nou, 11 de enero de 2015. Minuto 86 del partido de Liga FC Barcelona-Atlético de Madrid. Luis Suárez recoge un pase largo en el lado izquierdo del Gol Norte. Centra sobre Leo Messi, que controla la pelota. El argentino la pasa a Ivan Rakitic, que le hace una pared, mientras Neymar Jr. se lleva a un defensa. Messi resbala y cae al suelo en el punto de penalti, pero un rebote favorable le anima a levantarse rápido para marcar casi a placer el gol de la tranquilidad para su equipo. Un clamor.

Mientras el estadio sigue enloquecido por el gol (el tercero de un partido que terminaría 3-1), Neymar Jr se acerca a Messi para abrazarlo y, juntos, van a la banda a buscar a Suárez para fundirse en un abrazo. La celebración gloriosa de los tres cracks sudamericanos del Barça aparece nítidamente en la pantalla de la Canon de Albert Gea, que inmortaliza la escena desde la banda de Tribuna con una imagen de Suárez, Neymar y Messi en movimiento que quedará registrada en la historia visual del club azulgrana por los siglos de los siglos.

Albert Gea (Barcelona, 1977) es fotorreportero de la agencia Reuters. Cubre el Camp Nou junto a su profesor Gustau Nacarino, un fotógrafo de gran prestigio, desde hace 14 temporadas. Se da el caso que normalmente cuando el FC Barcelona ataca hacia el Gol Norte, Gea nunca se coloca en el lateral de Tribuna, pero ese día se dio, además, la circunstancia de que sí lo hizo. En el lugar adecuado, en el momento adecuado.

Un fotoreportero muy equipado

Cuando está en el Camp Nou, Gea trabaja con tres cámaras y tres objetivos diferentes. La cámara con la que captó la foto icónica del tridente era una Canon EOS 1 DX, que esa noche llevaba incorporado un objetivo 70-200 / 2.8 Serie L.

"Trabajamos normalmente con un 400. Pero recuerdo que en ese momento, mientras Suárez iniciaba el contraataque, y al ver que sería una jugada de área, cambié a un objetivo más corto. Fue un acierto, porque Neymar, tras el gol de Messi, comenzó la celebración y se llevó abrazados a Suárez y a Messi hacia Tribuna, casi en línea, donde yo estaba colocado. Empecé a hacer fotos en ráfaga, unas nueve fotos por segundo, y poco después cambié a un gran angular", explica el reportero en la redacción de la REVISTA BARÇA.

Minutos antes del encuentro FC Barcelona-Deportivo que celebrará el título de Liga y el homenaje a Xavi, Gea recuerda la noche de aquel gol del gran Messi a la perfección. "Tuve suerte porque por instinto cambié de cámara antes que otros compañeros. Yo pasé a un objetivo corto y de ahí que los tres jugadores quedaran encuadrados perfectamente en la imagen. Otros reporteros con objetivos más largos tienen imágenes cerradas muy buenas, pero no completas de la escena. La clave fue el objetivo y la posición que ocupaba en el campo", recuerda con mucha claridad.

Esa noche, mientras los jugadores aún seguían abrazados, Gea ya sabía que había captado la imagen del partido, y quizás la foto de la temporada o del tridente.

El mecanismo de transmisión de los fotoreporteros ha cambiado muchísimo en los últimos años. De hecho, las noches de volver al diario a revelar, o transmitir después del partido ya son costumbres perdidas en la noche de los tiempos.

"No había muchas fotos de los tres hasta ese momento, y lo tuve claro. Saqué la tarjeta de la cámara y la inserté en mi MacBook Air de 11 pulgadas. Voy a desplegar las imágenes. Aparecieron en pantalla unas 40. Elegí las mejores en diferentes versiones, cuerpo entero, de cintura para arriba, miré las tres cabezas, comprobé las sonrisas... Y las transmití. "La foto fue una sensación mundial y apareció en los mejores periódicos del mundo. "Hay diferentes imágenes de la escena, pero puedo distinguir claramente la mía, es muy frontal", comenta Gea al Departamento de Comunicación del Club, donde está desplegada su fotografía en un tamaño enorme.

Momentos mágicos

La historia del Barça tiene otras fotos de leyenda. Imágenes que se han convertido en iconos. La plancha de Evaristo (1-Carlos Pérez de Rozas), el salto de Cruyff (2-Horacio Seguí), la falta de Koeman (3-Agustín Carbonell), la chilena de Rivaldo (4-Jordi Cotrina)... Pero nunca una foto había inmortalizado un grupo de jugadores enamorados del gol como la imagen del tridente captada por Gea, una imagen para la historia.

Volver arriba