24 Mathieu

Jeremy Mathieu

Defensa

Mathieu se convertía en nuevo jugador del FC Barcelona el 23 de julio de 2014, después de que el Barça y el Valencia llegaran a un acuerdo por el traspaso del jugador. De este modo, Mathieu cerraba una etapa de cinco temporadas en el equipo che, con el que ha jugó 176 partidos y marcó 7 goles.

La carrera profesional de Mathieu comenzó en la Liga de su país, concretamente en el Sochaux, y debutó en la Ligue 1 la temporada 2002/03. El defensa estuvo tres temporadas en el primer equipo del conjunto francés, en el que disputó 97 partidos, marcó 13 goles y ganó una Copa de la Liga, la de la temporada 2004.

Su actuación hizo que, en la temporada 2004/05, fichara por el Toulouse. Con un gran peso dentro del equipo desde el primer momento, Mathieu jugó 122 partidos y marcó cinco goles, antes de que en 2009 volara hacia Valencia para estrenarse en el fútbol español.

Con 25 años, se convirtió en un fijo de los onces del conjunto che. Unos onces que ya no abandonó, primero como lateral y, posteriormente, en el eje de la defensa. Comenzó a jugar de central izquierdo después de una larga lesión, durante la temporada 2012/13. Su rendimiento fue tan positivo que, en el siguiente curso, el último de Mathieu como valencianista, no cambiaría más esta nueva posición. La temporada previa de su fichaje por el Barcelona jugó 46 partidos (32 de liga, 10 de Europa League y 4 de Copa del Rey) y marcó 4 goles.

Además, Mathieu es internacional por Francia. Su debut fue el 11 de noviembre de 2011, contra los Estados Unidos.


En su primera temporada con la camiseta azulgrana, el francés fue una de las piezas imprescindibles de Luis Enrique en el centro de la defensa. Mathieu disputó un total de 28 partidos en la Liga, 7 en la Champions y 5 en la Copa del Rey, competición en la que se estrenó como goleador contra el Elche. El francés también marcó dos goles clave en la Liga contra el Real Madrid y el Celta para consolidar la primera posición del equipo en la tabla de clasificación.

Perfil técnico

El francés es un defensa con un físico imponente, que puede jugar en varias posiciones de la línea defensiva. Su altura, 1,89 metros, le permite dominar el juego aéreo. Su gran virtud es la colocación sobre el terreno de juego. En los últimos años el jugador ha cambiado el lateral izquierdo, su posición natural, por el eje de la defensa. Es por ello que también es un futbolista con una gran velocidad y un buen toque de pelota.