fcb.portal.reset.password
Gerard Piqué celebrando el gol del empate en el RCDE Stadium

Gerard Piqué celebrando el gol del empate | MIGUEL RUIZ - FCB

El FC Barcelona sigue haciendo historia. No ha podido ganar en el RCDE Stadium, pero sí que se ha llevado un empate de un duelo que le permite conseguir su mejor arranque histórico en la Liga tras 22 jornadas (1-1). Además, en un partido duro, difícil de jugar por la lluvia, y en el que Gerard Moreno se ha avanzado en el marcador. Pero Piqué, ya en el tramo final, ha podido marcar y poner un empate que ha hecho justicia con lo que se ha visto sobre el césped.

La lluvia, protagonista

Sin Messi ni Jordi Alba de inicio, la lluvia y el mal tiempo tampoco no ha sido grandes aliados para el Barça, que se ha encontrado un terreno de juego pesado y difícil. Esto ha provocado que el 0-0 se reflejara en el marcador al descanso y se necesitara del segundo tiempo para que se vieran goles. Tampoco no ha ayudado el larguero, por 32a vez esta temporada, que en esta ocasión se ha topado en el camino del primer gol de Coutinho como azulgrana tras un disparo potente que no ha entrado de milagro, y que podría haber inaugurado el marcador mucho antes (min 22).

A pesar de no poder jugar con mucha alegría, la circulación de balón no ha sido del todo errónea y, aunque no ha habido muchas ocasiones claras en el primer tiempo, sí que se han visto aproximaciones. También por parte de un Espanyol que ha defendido más que atacado, esperando alguna jugada en velocidad o acierto en la presión para hacer daño. Así ha llegado la ocasión blanquiazul más clara antes del paso por vestuarios, en un cabezazo de Marc Navarro desde el punto de penalti que ha salido desviado (min 34).

Con cada vez más dificultad para ser precisos por culpa de la continua e intensa lluvia, Ernesto Valverde ha optado tras el descanso por hacer entrar a Sergi Roberto y a Leo Messi (min 58). Pero, aunque el Barça ha llevado el peso ofensivo y Suárez ha podido hacer el 0-1 en un remate mordido pero suave (min 61), ha sido el Espanyol quien se ha impuesto a la lluvia con un gol de Gerard Moreno (1-0, min 66).

Piqué empata el duelo

Un resultado que parecía que no se movería, con un Espanyol encerrado atrás y un Barça que tenía problemas para encontrar líneas de pase. Pero, finalmente, ha sido Piqué quien se ha podido llevar el gato al agua -nunca mejor dicho- y en la salida de un córner ha conseguido poner el empate que haría justicia (1-1, min 82). Todo para conseguir seguir invicto en  la Liga, tras 22 jornadas, y lograr el mejor arranque sin perder de la historia del Club. ¡Y que siga!

Volver arriba
_satellite.pageBottom();