fcb.portal.reset.password
Coutinho, Suárez, Messi celebran uno de los seis goles marcados al Girona

Coutinho, Suárez, Messi celebran uno de los seis goles marcados al Girona | SANTI GARCÉS - FCB

Noche histórica la que se ha vivido este sábado en el Camp Nou. El primer derbi entre Barça y Girona en Primera en el Estadi se ha resuelto a favor de los azulgranas, en parte, a una excepcional actuación de Leo Messi que ha hecho lo que ha querido sobre el césped. Goleador, asistente y virtuoso ha estado el crac argentino para hacer disfrutar a la afición culé, hermanada con la del Girona en un ambiente muy festivo en un partido en el que Suárez ha hecho un hat-trick y Coutinho se ha sumado a la fiesta estrenándose como goleador azulgrana.

El partido empezaría muy agitado, con mucho ritmo y velocidad por parte de los de Valverde, sorprendidos en una pérdida y recuperación del Girona, a cargo del exazulgrana Choco Lozano que ha corrido hasta el área para asistir a Portu que ha superado la defensa por velocidad y ha batido Ter Stegen con un disparo que ha entrado después de tocar los dos palos. El gol ha caído como un jarro de agua fría, pero el Barça ha seguido a lo suyo, y no ha tardado en reaccionar. Porque a los dos minutos Messi ha empezado a aparecer entre líneas para meter un pase milimétrico a Luis Suárez que ha tirado una diagonal perfecta para recibir y superar a Bono.

Mágico Messi

El partido estaba muy bonito para el aficionado. Abierto, eléctrico y muy rápido. Porque los dos equipos presionaban arriba, dejando muchos espacios, escenario perfecto para el omnipresente Leo Messi. El crac argentino ha estado sublime, indomable para el Girona. El ‘10’ del Barça ha sacado todo su repertorio para imponer su ley, eléctrico en la medular rompía todo el planteamiento táctico de los de Machín y cuando llegaba al área era totalmente decisivo. Después que Bernardo le privara su primer gol ante el conjunto catalán en la mismísima línea de gol, en la siguiente no ha perdonado en una acción típica del astro de Rosario. Messi ha llegado al área y después de cinco toques y revolverse hasta dos veces ha buscado el momento perfecto para encontrar disparo y superar a Bono.

Y es que Messi no se cansa nunca de batir récords. Porque el Girona sería el 36º equipo que el argentino superaría en la Liga para convertirse en el único jugador en conseguirlo. No daría ninguna tregua el partido y Messi continuaba haciendo magia, capaz de sorprender hasta la barrera gerundense en una falta desde la frontal, superada con picardía por debajo y sorprender también a Bono. Un golazo memorable que ha recordado al de Ronaldinho en el Camp Nou ante el Werder Bremen en 2005.

Pero Messi aun no tenía suficiente y ha sido también el creador del cuarto gol culé con una carrera brillante vertical, rapidísimo en transición para filtrar un pase mágico a la izquierda para Coutinho que ha asistido a la perfección para el infalible Suárez. Una jugada brillante de tiralíneas. El 4-1 antes del descanso lo dejaba todo visto para sentencia.

Hat-trick de Suárez

El segundo acto ha seguido la misma tónica que en la primera. Un Barça muy superior al Girona que era todo voluntad, pero que se tenía que rendir a tal superioridad. Seguiría insistiendo el equipo de Valverde, muy alegre ofensivamente en el primer día que Messi, Suárez, Dembélé i Coutinho coincidían sobre el césped. El astro brasileño se le ha notado más suelto que en otros partidos, y en una jugada virtuosa ha sido capaz de deshacerse de su marca para romper un disparo tremendo al palo largo con efecto. Un golazo para sacarse el sombrero.

Estaba siendo una noche de goles, pero también de juego muy alegre. Dembélé también se ha apuntado a la fiesta como asistente y ha dejado detalles de su calidad y desborde por banda derecha, desde donde ha asistido a Suárez que ha hecho el sexto gol de la noche y su particular hat-trick. La única nota negativa del partido ha sido la lesión de Semedo que ha sufrido una lesión en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

Si Messi ha estado espectacular, el uruguayo ha dado una exhibición de puro delantero centro, leyendo a la perfección todos los desmarques. La primera victoria de la semana que pedía Valverde ya está en el saco en un espectáculo liderado por Messi.

Volver arriba