fcb.portal.reset.password

La actuación de Leo Messi contra el Espanyol dará la vuelta al mundo. El partido del argentino fue descomunal: un gol, dos asistencias y todo un catálogo de detalles técnicos hicieron vibrar al Camp Nou en otra noche mágica, la última de Messi en este 2016.

Especialmente destacables son las acciones del 2-0, en la que el '10' azulgrana se deshace de cuatro rivales de forma consecutiva antes de rematar a puerta; y la del 3-0, cuando otra conducción suya deja sentados a cuatro rivales más antes de que Jordi Alba marque su gol. El colofón es el gol: un toque sutil que se cuela por debajo de las piernas de Roberto.

Una vez terminado el partido, Luis Enrique recordó que lo que hace Messi no es normal. "Es algo único y no nos podemos acostumbrar", aseguraba.

Volver arriba