fcb.portal.reset.password

Una de las principales notas positivas que dejó el empate (1-1) en el Clásico de este sábado en el Camp Nou fue la reaparición de Andrés Iniesta. El capitán azulgrana volvió a los terrenos de juego después de 41 días de lesión, y no dejó indiferente a nadie. El '8' del Barça, tras recibir el alta médica el día anterior, comenzó el partido en el banquillo. Tras el descanso empezó a calentar, y en el minuto 60 -con 1-0 en el marcador- sustituyó a Rakitic. Messi le cedió el brazalete de capitán, y desde el primer momento se le vio muy activo con el balón en los pies.

A pesar de la inactividad por la lesión, Iniesta cogió el ritmo del partido rápidamente. Su regreso vino acompañado de una gran ovación por parte de los 98.485 espectadores que llenaron el Camp Nou. Una vez en el césped, el capitán dejó varias pinceladas de su calidad y liderazgo: controles orientados, transiciones, cambios de ritmo... Las dos acciones más destacadas fueron asistencias que estuvieron a punto de convertirse en gol. En la primera condujo hasta que asistió a Neymar Jr. El brasileño, tras un recorte, disparó demasiado alto. Unos minutos más tarde la conexión fue con Messi. Un pase mágico al espacio, entre medio de los centrales, llegó a pies del argentino, que disparó demasiado cruzado. Él mismo, además, tuvo una buena ocasión, pero disparó al lateral de la red.

No te pierdas lo más destacado de la vuelta de Andrés Iniesta a los terrenos de juego en este vídeo. El capitán está de vuelta, y su actuación en el Clásico hace pensar que volverá a su mejor nivel para acabar el año.

Volver arriba