fcb.portal.reset.password

Sergio Ramos y Luis Suárez, autores de los dos goles del partido | MIGUEL RUIZ - FCB

El Barça ha dejado escapar dos puntos en el último suspiro del Clásico contra el Real Madrid. En un duelo muy intenso, los azulgranas han dominado casi los 90 minutos, pero no han sentenciado el marcador. Luis Suárez ha avanzado a los culés en el minuto 53, y después ha reaparecido Iniesta. Pero ya en tiempo de descuento el capitán blanco, Sergio Ramos, ha marcado el empate que mantiene la diferencia de seis puntos entre el Madrid y el Barça al frente de la clasificación de la Liga. Antes del partido, el Camp Nou ha desplegado un mosaico histórico y los dos equipos han homenajeado a las víctimas del accidente aéreo de Colombia.

Desde que el balón ha comenzado a rodar la intensidad ha sido máxima, como se preveía. A un lado y al otro del campo el balón se movía con velocidad. El Real Madrid combinaba la presión alta y el repliegue defensivo, mientras el Barça intentaba poner un punto de calma y dominio en la circulación. Con los blancos organizados en defensa, las llegadas por banda de Jordi Alba y Sergi Roberto han creado superioridades que han facilitado acercarse a la portería de Keylor Navas. Messi, de falta directa, ha hecho intervenir al portero madridista por primera vez (minuto 18).

El Barça, sin embargo, también sabe crear peligro a la contra. Cuando encontraban espacios, los culés corrían. Así, Suárez se ha estrellado contra la defensa blanca en un disparo peligroso (minuto 21). Con duelos muy físicos en el centro del campo, el partido también ha tenido alternativas de dominio. A su manera, el Real Madrid ha contado con minutos de presión intensa a la portería de Ter Stegen. El portero alemán, sin embargo, ha solucionado con seguridad las llegadas de Ronaldo y un remate de cabeza de Varane.

Se llegaba al descanso con máxima igualdad y con todo por decidir. En la reanudación el Real Madrid ha repetido la fórmula de la primera parte: presión alta para impedir las salidas fáciles del Barça. Esto ha durado poco, y los blancos han vuelto a dar el paso atrás. El juego no era fluido, pero el Barça tiene recursos. En una falta lateral servida por Neymar Jr, Suárez ha puesto la cabeza para inaugurar el marcador del Clásico. El Camp Nou ha explotado de alegría, y el duelo se ha teñido de azul y grana.

Sin sentencia

Con la ventaja, era el mejor momento para la entrada de Andrés Iniesta. El capitán ha reaparecido después de 41 días de lesión. Ha sustituido a Rakitic y ha cogido el timón del partido. Después de una conducción suya, Neymar Jr ha estado a punto marcar el segundo. Un recorte de lujo le ha dejado sólo ante Navas, pero ha chutado por encima del larguero. Justo después ha sido el capitán quien ha rozado el gol. Eran buenos minutos del Barça, pero se tenía que sellar el dominio. Messi la ha tenido. De nuevo, con una asistencia mágica de Iniesta. Pero el disparo ha salido demasiado cruzado.

Se ha entrado en los últimos diez minutos con todo a favor, pero con la incertidumbre de la mínima ventaja. El Real Madrid ha tenido el empate a tocar en dos remates de Ramos y Ronaldo. Los blancos han buscado su gol a la desesperada, y finalmente lo han encontrado. Sergio Ramos, de cabeza, ha enfriado de golpe el Camp Nou en el minuto 90. Aún había tres minutos para buscar de nuevo el triunfo. En una jugada embarullada, Casemiro ha sacado bajo palos un remate bombeado de Sergi Roberto. El pitido final ha confirmado el empate y, de esta manera, se mantienen los seis puntos de distancia respecto del liderato.

Volver arriba