fcb.portal.reset.password

Se acaba la temporada y el Barça quiere cerrar de la mejor manera posible: levantando la Copa del Rey, la que sería la 29 en la historia del Club y la tercera de manera consecutiva. Y es que desde la llegada de Luis Enrique en el banquillo el Barça ha conquistado dos consecutivas, y busca igualar el récord del Barça, entre las temporadas 1951 y 1953, de alcanzar la tercera de manera seguida.

Enfrente tendrá uno de los conjuntos revelación de la temporada. El Alavés, que ascendió el curso pasado en Primera División y lo ha finalizado en una meritoria novena plaza, aspira a hacer historia y conseguir su primer título en el palmarés. El conjunto vasco ya sabe que es ganar al Barça. Lo hizo nada menos que a principio de curso en el Camp Nou, donde se impuso por 1-2. Aquello fue un aviso de la seriedad y la calidad del conjunto entrenado por el ex azulgrana Pellegrino y un presagio de la temporada que ha terminado firmando.

El Barça, sin embargo, es el Rey de Copas, con un total de 28. Nadie le hace sombra en esta competición, y lo quiere seguir demostrando. Porque los azulgranas han disputado siete finales en los últimos nueve años, de las que han conseguido ganar cuatro, dos en el Vicente Calderón, escenario que volverá a protagonizar la de este año y que, además, se despedirá para siempre por el traslado del Atlético de Madrid la próxima temporada al Wanda Metropolitano. Así pues, este también será el último partido del Barça en el estadio colchonero.

Despedida de Luis Enrique

La final de Copa también servirá para ver por última vez en el banquillo del Barça a Luis Enrique. El técnico asturiano quiere cerrar su etapa en el Club "levantando la Copa", un título que, si se volviera a ganar, durante su paso por el Club nadie le habría sido capaz de ganar. Este título sería el noveno del técnico en el Barça. Como ha asegurado Piqué, es "uno de los mejores entrenadores de la historia" después de haber levantado hasta ahora dos Ligas, una Liga de Campeones, dos Copas del Rey, un Mundial de Clubes, un Supercopa de Europa y un Supercopa de España. 

Para este partido, el técnico asturiano se lleva a Madrid toda la plantilla del primer equipo y Marlon, del Barça B, y deberá descartar hasta cinco jugadores de la convocatoria. Los que seguro que no estarán son Luis Suárez y Sergi Roberto, que viajan a pesar de estar sancionados y que, además, se están recuperando de sus lesiones, al igual que lo están haciendo Rafinha y Mathieu. Piqué, Mascherano y Aleix Vidal, por su parte, sí que han recibido el alta médica. En el caso del lateral azulgrana, después de una larga lesión que precisamente se hizo en Mendizorrotza. A las 21.30 horas rodará el balón en el Calderón, y el Rey de Copas quiere seguir aumentando su palmarés para dar la mejor despedida a Luis Enrique.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();