fcb.portal.reset.password

El Infantil B del fútbol formativo azulgrana, además de llevarse la prestigiosa World Challenge Cup en Japón, dio una lección de saber ganar. En la final del torneo, en la que los chicos de Sergi Milà se impusieron por 1-0 al Omiya Ardija Junior japonés, los jugadores barcelonistas consolaron uno por uno los jugadores locales. El gesto de deportividad azulgrana, que ha dado la vuelta al mundo, es un ejemplo de los valores de la Masía, que se transmiten de generación en generación.

"Es un gesto que salió de ellos y que les honra. Creo que debería servir de ejemplo y que un detalle tan deportivo como este debería ser más habitual en el mundo del fútbol", explica Sergi Milà, entrenador del Infantil B, que lleva unas semanas trabajando con este grupo de jugadores que ya protagonizó el mismo gesto, cuando eran alevines, la pasada temporada al ganar por 2-0 al Real Madrid en la final del MIC. "Esta es una generación que lleva muchos años junta y que tiene la deportividad como uno de sus grandes valores. Es cierto que han ganado muchos torneos por su gran calidad pero siempre lo hacen con el respeto y el 'fair play' que les hemos inculcado todos los entrenadores del fútbol formativo azulgrana", añade Sergi Milà orgulloso del comportamiento de sus jugadores.

Volver arriba