HB Montpellier - Barça Lassa: Tocará remontar en el Palau (28-25)

HB Montpellier - Barça Lassa: Tocará remontar en el Palau (28-25)

A pesar del dominio inicial de los de Xavi Pascual, la fuerza y ​​la efectividad de los franceses se acaba imponiendo en la ida de los octavos de final de la Champions de balonmano

Sin fortuna en Francia. Y es que el Barça Lassa de balonmano no ha podido ganar el partido de ida de los octavos de final contra el Montpellier (28-25) y tendrá que intentar darle la vuelta al marcador en el Palau para avanzar de ronda. Un resultado que no hace que la remontada sea imposible, pero sí complicada. Porque, tal y como se ha visto, la calidad y la fuerza del primer clasificado de la Liga francesa es un obstáculo importante para alcanzar los cuartos.

Y eso que el dominio azulgrana ha escrito el guión de los primeros minutos en el Palais des Sports René Bougnol, aunque el ritmo no se ha podido mantener. Con un N'Guessan muy efectivo, con 5 goles en algo más de 12 minutos -6 en el primer periodo-, el Barça ha podido ponerse por delante (4-7) y conseguir la primera renta. Una diferencia de tres que se ha ido manteniendo, a pesar del acierto de Porte, uno de los hombres más peligrosos del Montpellier. Además, la efectividad y la buena defensa, mezclada con alguna parada clave de Gonzalo y los cuatro goles de Syprzak, han puesto la máxima para los de Xavi Pascual (8-12, min 22).

El Montpellier sube revoluciones

El equipo francés, sin embargo, ha despertado. Y lo ha hecho con un parcial de 5-1, que ha neutralizado la ventaja y ha enviado el partido al descanso con el 13-13, y con un inicio del segundo periodo en que se ha llegado al 15-13 (min 35).

Aunque Aleix Gómez ha acabado con la sequía azulgrana y Dika Mem ha neutralizado el marcador (15-15, min 38), la efectividad superior de los de Patrice Canayer en ataque y las paradas de Vincent Gerard no lo han puesto fácil (21 -18, min 47). El Barça, sin embargo, no ha perdido de vista a los franceses –a pesar de los seis goles de Truchanovicius en la segunda mitad (25-23, min 54)- y no ha dejado que la diferencia se ampliara mucho, especialmente gracias a la clarividencia ofensiva de Aleix Gómez (4 goles).

Con un intercambio de golpes final, el 28-25 que cierra el partido de ida es una derrota, y será difícil de voltear en el Palau, pero retos más difíciles se han podido superar si la magia del pabellón azulgrana actúa como acostumbra a hacer. El Palau, pues, dictará sentencia.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo