El ‘Barça Football Coach Summit’ obre la setmana dedicada a la tecnologia al servei de l’esport que organitza el BIHUB

El ‘Barça Football Coach Summit’ obre la setmana dedicada a la tecnologia al servei de l’esport que organitza el BIHUB

El congreso analiza el papel del entrenador y su interacción con los jugadores y cómo cambiar las dinámicas del juego a través de la metodología, la formación y el uso de datos

Este martes ha comenzado la segunda edición de la Barça Sports Tech Week, la semana académica dedicada a compartir experiencias en el ámbito de la tecnología, la innovación y las metodologías de entrenamiento y a debatir sobre cómo ayudan al rendimiento deportivo los datos y su análisis. Este ciclo de congresos, organizado por el Barça Innovation Hub, la plataforma que reúne todos los proyectos de investigación, innovación y formación del Club, ha celebrado el primero de los congresos, el Barça Football Coach Summit.

La segunda edición de este certamen reúne a entrenadores y miembros de staffs técnicos de clubes de todo el mundo para discutir sobre las posibilidades de cambiar las dinámicas del juego a través de la metodología, la formación y el uso de los datos. Por parte del FC Barcelona han participado Isaac Guerrero, responsable del Área de Metodología del FC Barcelona; Lluís Cortés, entrenador del equipo de fútbol femenino del FC Barcelona y Franc Artiga, entrenador del Juvenil A. En los diversos paneles de esta sesión también han participado Juan Carlos Unzué, ex portero del FC Barcelona y actual entrenador de fútbol; Emma Hayes, entrenadora del equipo de fútbol femenino del Chelsea; y Jagoba Arrasate, entrenador de Osasuna.

Franc Artiga ha destacado que el trabajo en la cantera no puede estar orientado a la consecución de objetivos competitivos, como títulos o campeonatos, "aunque sean lo más importante", sino a la mejoría del jugador. En este sentido, el entrenador del Juvenil A ha revelado que los jugadores que han pasado por sus equipos, cuando son profesionales y se vuelven a encontrar con él, recuerdan lo que aprendieron, lo que mejoraron, las carencias que suplieron gracias a sus consejos, y no los trofeos que lograron. El punto fuerte de sus entrenamientos son las Situaciones Simuladas Preferenciales. Ejercicios que se basan en el hecho de que el jugador pueda prever tanto la pérdida como la recuperación de balón, que interioricen esta anticipación, para posicionarse correctamente en fases de ataque o de defensa.

Juan Carlos Unzué, ex entrenador del Girona, asistente en el FC Barcelona de Rijkaard, Luis Enrique y Guardiola, ha explicado que para que los jugadores sean más efectivos, la función del entrenador debe ser la de un "facilitador de información" en un aspecto tanto técnico como emocional. Su concepto del diálogo con el futbolista está inspirado en el de Johan Cruyff, que fue su entrenador entre 1988 y 1991, al que vio explicar a los jugadores que, sobre el césped, incluso sin balón y manteniéndose quietos, podían estar ayudando al equipo. Su tesis es que el jugador profesional no sólo puede mejorar, sino que quiere hacerlo. Desde su experiencia, "si el entrenador tiene un buen discurso, los mejores jugadores del mundo lo siguen, porque son los primeros que entienden que si mejoran de acuerdo a la orientación del 'míster' podrán también alcanzar sus objetivos más ambiciosos".

Por su parte, Jagoba Arrasate, entrenador de Osasuna, ha presentado un caso práctico de formación continua de un futbolista, el de su delantero argentino Chimy Ávila. Ha explicado que hasta que no lo tuvo en un entrenamiento no pudo apreciar cuáles eran las características reales del futbolista, a pesar de los vídeos y los informes. En una fase inicial realizó un seguimiento de todos los aspectos que rodean la vida de jugador. Desde su personalidad hasta con quien se relaciona a la plantilla o como vive en la ciudad que lo acoge.

Durante el transcurso de la temporada, aunque el futbolista dé un rendimiento óptimo, considera que el entrenador no se puede conformar. A Chimy se le programaron entrenamientos específicos para mejorar su técnica con ejercicios de repetición que luego se han visto reflejados con éxito en los terrenos de juego. En el plano psicológico, Arrasate ha explotado el sueño del Chimy de debutar con la selección argentina para que fuera más receptivo a sus consejos e instrucciones. La palabra clave que resume toda su filosofía como entrenador es "empatía". Ponerse siempre en el lugar de sus jugadores, ya sean top o suplentes.

El entrenador del Dinamo de Zagreb, Nenad Bjelica, ha explicado que la progresión y mejora de su equipo se puede constatar empíricamente. No hay más que mirar la revalorización de sus jugadores en Transfermarkt en los últimos años, donde se refleja un aumento de 100 millones de euros del total de la plantilla. Los resultados actuales en Champions también hablan de evolución de este equipo, así como el subcampeonato del mundo de la selección croata.

Para conseguir esta mejora se ha aplicado un programa de 14 puntos que abordan todas las facetas del juego y la persona. En cuanto a los entrenamientos, lamentó que durante la competición, con un partido cada tres días, no puede inocular los automatismos de su filosofía de juego. Este trabajo sólo se puede hacer en pretemporada, ha reconocido. Sin embargo, durante esta fase, no realiza ni un solo ejercicio sin balón. Ni siquiera la carrera continua, aunque muchos jugadores le han transmitido que han sido las pretemporadas más duras de su vida. Iniciadas las competiciones, basa la motivación de la plantilla en rotaciones que le permiten repartir el protagonismo. A la hora de jugar, exige aplicar un argumento que aprendió de Miguel Ángel Lotina: "No hay que hacer cosas excepcionales, sino las simples perfectamente".

Lluís Cortés, entrenador del Barça Femenino, también presente en este acto - ÀLEX CAPARRÓS
Lluís Cortés, entrenador del Barça Femenino, también presente en este acto - ÀLEX CAPARRÓS

Particularidades del fútbol femenino

En la sesión de tarde, el entrenador del primer equipo femenino del FC Barcelona, ​​Lluís Cortés, ha planteado la mejora de la futbolista profesional como una ecuación. No se trata de elegir entre entrenar para formar o entrenar para ganar, sino que entrenando para formar es la forma de conseguir ganar. Sin embargo, Cortés ha puesto de manifiesto que el fútbol femenino está marcado por una serie de matices que lo diferencian del masculino. Primero, que las mujeres han comenzado a jugar al fútbol, ​​de media, más tarde que los chicos. Además, los técnicos del fútbol femenino, por desgracia, no han sido punteros y han acostumbrado a ser "los que no querían otros equipos". Por otra parte, existe una desigualdad competitiva. El nivel de las competiciones es irregular. Hay equipos, como el Barça, que al reunir las mejores no tiene rival y, al mismo tiempo, jugadoras jóvenes llegan sin haber tenido exigencia competitiva. Finalmente, la fisiología de la mujer es diferente, así como su psicología. Sin embargo, aunque estas distancias se van reduciendo año a año, la aspiración del fútbol femenino no es la de equipararse el masculino, sino la de desarrollarse con sus propias características.

Michel Sánchez, el entrenador de la SD Huesca, por su parte, ha subrayado que, por obvio que parezca, que el fútbol es un juego y así debe entenderse. Por lo tanto, al igual que en cualquier otro juego, el futbolista debe disfrutar y aprender sobre la marcha. Es aquí donde se produce la mejora. "El jugador no tiene que mejorar, tiene que hacerlo", ha  puntualizado. De manera más específica, Michel establece que sus equipos se organicen como un círculo, no como una pirámide jerarquizada. Desde el responsable de material, al cuerpo técnico pasando por titulares y suplentes, todos forman parte de una familia.

Por último se ha celebrado un debate final moderado por Isaac Guerrero, quien considera que "el papel del entrenador, en relación a su intervención e interacción con el jugador, es un tema de capital importancia para entender y optimizar su proceso de formación y rendimiento".

Todos los ponentes han discutido diferentes conceptos de su filosofía. Lo que ha despertado más discordia es el de la libertad que merecen los jugadores con más talento para poder ser creativos, para improvisar sobre el césped al margen de sistema y las órdenes del entrenador. Bjelica ha manifestado que él, a veces, lo que hace es hacer la vista gorda para permitir que sus jugadores más destacados inventen en determinados momentos, aunque lo óptimo es que el equipo cree zonas y situaciones donde sea lícito improvisar. Michel, sin embargo, ha discrepado. Para él sólo puede ser creativo si se respeta el juego. Para que un jugador improvise, debe haber un desarrollo colectivo de todos los compañeros que permitan que pueda darse esta situación. Para Jagoba Arrasate, el de la creatividad es un concepto muy relativo, porque cambia mucho de un jugador a otro. Por su parte, considera que los entrenadores valoran más el rendimiento de los jugadores "no creativos". Finalmente, Unzué ha apostillado que antiguamente no se entrenaba el ataque por no coartar la creatividad de los jugadores y sólo se trabajaba tácticamente la defensa.

Força Barça
Força Barça

Relacionado Con este contenido

Cerrar artículo

Relacionado Con este contenido