El derribo del Miniestadi se hará de manera mecánica para favorecer el reciclaje del 80% de los materiales

El derribo del Miniestadi se hará de manera mecánica para favorecer el reciclaje del 80% de los materiales

El proceso de deconstrucción tendrá una duración de seis meses y una vez finalicen las obras quedarán liberados los terrenos de la parcela donde se construirá el Nuevo Palau Blaugrana

El FC Barcelona despedirá el Miniestadi mañana 24 de septiembre con el acto 'Gràcies, Mini!' y a partir del próximo mes de octubre comenzarán los trabajos previos necesarios para comenzar el proceso de derribo progresivo de la instalación que fue inaugurada en 1982 y que ha sido el hogar del Barça B, y del Barça Femenino y el Juvenil a para sus partidos europeos. Este proceso, que incluye también el desmantelamiento de las instalaciones contiguas de la Barça Escuela y de la pasarela que conecta el Miniestadi con el Palau Blaugrana, se realizará de manera mecánica y tendrá una duración de unos seis meses. El Club ha elegido esta metodología de demolición, en detrimento de otros como la voladura, porque las dimensiones del Miniestadi permiten este tipo de procedimiento más controlado y sostenible, que posibilita reciclar y reaprovechar más del 80% de los materiales y minimizar el impacto acústico y las molestias a los vecinos.

Obra del arquitecto Josep Casals y del aparejador Ramon Domènech, el Mini se construyó en nueve meses, con una capacidad para 15.276 espectadores, distribuidos en dos gradas y con una tribuna cubierta. Ahora, una vez inaugurado y en pleno funcionamiento el Estadio Johan Cruyff en la Ciudad Deportiva, la primera pieza del Espai Barça, la instalación de las Corts será desmantelada para liberar los terrenos donde se construirá el Nuevo Palau Blaugrana, una otra de las piezas del proyecto de transformación patrimonial del Club, que se completará con la remodelación integral del futuro Camp Nou.

Las obras de derribo del Miniestadi están divididas en tres ámbitos de actuación. Por un lado, la del propio Mini, que incluye su desmantelamiento, así como el de la cimentación más un acondicionamiento del terreno. Actualmente, el terreno de juego del Mini se encuentra a tres metros aproximadamente de la cota de la calle y el objetivo es dejar el terreno a + -1 metro por debajo de la cota de la acera y así evitar posibles problemas de seguridad y fangales en la calle los días de lluvia. Esta fase se alargará hasta febrero de 2020.

El segundo ámbito es el de los terrenos y las instalaciones de la Barça Escola, que incluye la retirada del césped artificial y el resto de los elementos, tales como muros, pavimentos y gradas. Esta fase se hará en paralelo al derribo mecánico del Miniestadi y se alargará hasta finales de noviembre.

Por último, el tercer ámbito de actuación será la pasarela de conexión entre el Palau Blaugrana y el Miniestadi, que será cortada y retirada. El corte se realizará sin que haya afectación de la rampa que da acceso al Palau, lo que permitirá su uso regular los días de partido. La retirada de la pasarela se hará en enero de 2020.

Los tres ámbitos de actuación del proceso de deconstrucción, la Barça Escola, el Miniestadi y la pasarela que lo conecta en el Palau.
Los tres ámbitos de actuación del proceso de deconstrucción, la Barça Escola, el Miniestadi y la pasarela que lo conecta en el Palau.

Trabajos previos

Antes del inicio del derribo del Miniestadi, se realizarán algunas actuaciones previas necesarias. La primera de estas es la retirada de los asientos, que se darán a otras entidades deportivas o escuelas que lo hayan solicitado.

También se retirarán unos elementos cilíndricos decorativos que se encuentran debajo de la marquesina de tribuna que son de fibrocemento. Estos elementos serán retirados por una empresa especializada y siguiendo un protocolo y un plan especial perfectamente delimitado por la normativa vigente del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene y siguiendo el método recomendado por la Organización Mundial de la Salud. También se han de retirar bajo protocolo especial los fluorescentes y los gases de las maquinarias de aire acondicionado.

Los trabajos previos también incluyen la retirada de los elementos y materiales no pétreos, es decir, que no sean de piedra u hormigón que tenga el edificio que puedan ser reciclados, como por ejemplo, mobiliarios de madera, plásticos, papel cartón, metal de las barandillas o rejas, instalaciones eléctricas, falsos techos, pladur, etc.

Metodología del derribo

La demolición del Miniestadi y la grada de la Barça Escola continuará utilizando la metodología mecánica, que se realiza con pinzas y cizallas hidráulicas que irán rompiendo el hormigón por compresión (mordiendo), y se hará progresivamente por fases siguiendo las juntas de dilatación de la estructura. El impacto acústico de esta actuación es mínimo y no causará molestias a los vecinos que rodean las obras. Además, al tiempo que la máquina muerde el hormigón, pulveriza agua para evitar que el polvo se pueda dispersar en el aire.

El acondicionamiento del terreno se realizará con grúas giratorias, las cuales moverán aproximadamente un volumen de tierras de 54.000 m3. Durante este proceso, los camiones de la empresa constructora deberán pasar por un limpia-ruedas antes de salir del recinto, para evitar llevar barro en las calles próximas.

En enero de 2020 está prevista la retirada de la pasarela con grúas móviles en dos fases de forma que se realizará con un menor impacto en la actividad diaria de la ciudad. Una vez desmontada la pasarela, las piezas se trasladarán al interior del Miniestadi para proceder a su reciclaje. El sistema de ejecución con grúas da más garantías de seguridad y tiene un impacto medioambiental menor a nivel acústico que cualquier otro sistema.

Reciclaje y sostenibilidad

El Club ha tenido en cuenta aspectos como el reciclaje y la sostenibilidad a la hora de planificar el derribo y desmantelamiento del Miniestadi. Así, el 80% de los materiales derivados de este proceso serán reciclados y reaprovechados. Algunos elementos serán reutilizados, otros se reciclarán para crear otro elemento constructivo y todo aquello que no se pueda aprovechar se llevará al centro de recogida.

Tanto el hormigón estructural como el acero estructural y los elementos metálicos, el césped artificial de los campos de la Barça Escuela serán reciclados al 100%. Los áridos resultantes del procesamiento del hormigón se podrán utilizar en futuras obras del Espai Barça para formar rampas de obras, drenajes en los terrenos, subbases de calles o como árido en el hormigón.

Todo el proceso de reciclaje queda integrado en el proceso de obtención de la futura certificación DGNB del Proyecto Espai Barça, de la que ya se obtuvo una precertificación GOLD DGNB en septiembre del 2017.

Calendario demolición
Calendario demolición

Animales protegidos y arbolado

Otro de los aspectos que se tienen en cuenta es la fauna y los animales que conviven en el Miniestadi, como los murciélagos o la colonia de gatos. Para los primeros, se ha colocado un nido especial en el recinto que puede albergar hasta 400 animales. Se tiene constancia de que ya hay presencia de murciélagos en este nuevo nido, que no se verá afectado por la deconstrucción. En cuanto a la colonia de gatos, se ha procedido a su traslado a otras colonias dentro de Catalunya. De esta manera se evitará que ningún animal resulte herido o perjudicado durante el proceso de derribo y posteriores obras. Este traslado progresivo ya se ha iniciado de manera satisfactoria con las empresas especializadas en este tipo de tareas.

En cuanto al arbolado, después de un estudio y de conversaciones con el departamento de Parques y Jardines y Protección del Verde, del Ayuntamiento de Barcelona, ​​se ha acordado que durante los escombros del Miniestadi se respetarían el 85% los árboles existentes. Parte de los árboles afectados se trasplantarán o resguardo en viveros temporales para su posterior trasplante.

Los terrenos del Nuevo Palau Blaugrana

Una vez finalice todo el proceso de derribo de las instalaciones del Miniestadi, quedarán liberados los terrenos de la parcela donde se ubicará el complejo del Nou Palau Blaugrana, junto a la nueva estación Camp Nou de la Línea 9. este complejo contará con cuatro espacios que podrán funcionar independientemente, el Nuevo Palau, el Petit Palau, la pista de hielo y las instalaciones de la Barça Escuela, con una estación de autobuses semienterrada.

La propuesta del equipo HOK + TAC Arquitectos, que ganó el concurso arquitectónico del diseño del Nou Palau Blaugrana, destaca por el innovador concepto de palacio multifuncional, así como por su permeabilidad, flexibilidad y personalidad. Estas características vienen dadas sobre todo por su asimetría, un anillo de grada única (sin separaciones) y que tiene una extensión de grada en la parte que da al Camp Nou. Este Nuevo Palau está concebido para albergar competiciones deportivas y eventos sociales y culturales.

Espai Barça
Espai Barça
Força Barça
Força Barça

Relacionado Con este contenido

Cerrar artículo

Relacionado Con este contenido