Reacción de líder en Villarreal (4-4)

Reacción de líder en Villarreal (4-4)

Los de Valverde siguen sumando en la Liga y lo hacen neutralizando un 4-2 en el Estadio de la Cerámica en los últimos cuatro minutos de partido

Una reacción de carácter, fe e intensidad. De ilusión y de ganas de seguir sumando. De ver la Liga más cerca y de querer ponerse la corona de campeón lo antes posible. El FC Barcelona, ​​que ha llegado al minuto 89 perdiendo por 4-2, ha conseguido sacar un valioso punto del Estadio de la Cerámica en un tramo final de partido de auténtica locura. La fuerza y ​​la fe de los de Valverde lo han hecho posible, con un gol de falta de Messi -el sexto en esta Liga- y un remate exitoso de Suárez que se han convertido en el 4-4 definitivo. Coutinho y Malcom han hecho los otros dos goles azulgranas, mientras que Chukwueze, Ekambi, Iborra y Bacca han marcado las cuatro dianas del Villarreal.

Inicio fulgurante

Sin Messi ni Piqué en el equipo titular, que han entrado en las rotaciones, el Barça ha encontrado en Malcom el eje conductor de unos primeros minutos buenísimos. El brasileño ha llevado de cabeza a la defensa del Villarreal y, en un cuarto de hora, el marcador ya era favorable al Barça con el 0-2.

Coutinho ha abierto la lata, tras enviar al fondo de la red una gran acción de Malcom por la banda derecha (0-1, min 13). El segundo gol, dos minutos más tarde, sí ha sido del '14', tras rematar cruzado con un cabezazo tras un centro de Arturo Vidal (0-2, min 15). Dos acciones que no han sido aisladas, con un Barça cómodo sobre el césped del Estadio de la Cerámica y que aún podría haber ampliado las distancias en un par de acciones, la más clara un remate de Coutinho que se ha topado con el palo (min 19).

Chukwueze cambia la dinámica

Pero, cuando parecía que el Barça dominaba a placer, el Villarreal se ha enganchado al partido a través de Samuel Chukwueze, con una velocidad que ha dotado al equipo de Javi Calleja de otro ritmo. El groguet ha conseguido recortar distancias tras culminar una transición rápida (1-2, min 23), mientras que ha estado a punto de hacer el segundo antes del descanso, pero su disparo ha salido alto (min 40).

El empate ha acabado llegando en el segundo tiempo, cuando Ekambi se ha plantado cerca de la línea de fondo para hacer un centro que se ha envenenado y ha acabado en el fondo de la red (2-2, min 50). Iborra, tras rematar un pase interior, ha culminado la remontada (3-2, min 61) momentánea, mientras que Bacca -ha entrado al terreno de juego en el segundo tiempo- ha puesto el 4-2 que parecía definitivo (min 80).

La fe azulgrana lleva premio

Parecía, pero finalmente no ha sido así. Que este equipo quiere la Liga es un hecho, y se refleja claramente en días como el de este martes. No ha bajado los brazos, ni siquiera cuando prácticamente estaba todo perdido, y la intensidad ha tenido su recompensa después de la expulsión de Álvaro (min 86).

Messi, que había entrado justo antes del gol de Iborra, ha hecho lo que es habitual en él, que es transformar en gol los lanzamientos de faltas, y ha puesto el 3-4 con un disparo imparable (min 89). La presión, intensísima, ha colocado a los azulgranas en el área de Asenjo, y finalmente han podido explotar de euforia en la última acción del partido. Un córner a favor, una última oportunidad, un balón centrado, un rechazo defensivo y un balón que ha acabado en los pies de Suárez para empalmarlo con toda la fuerza del mundo y enviarlo al fondo de la red (4-4, min 93). Una acción empujada por todo el barcelonismo que permite sumar un punto con sabor a victoria, a falta de ocho jornadas para el desenlace de una Liga que cada vez tiene más color azulgrana.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo