Euforia contenida, ilusiones desbordadas

Euforia contenida, ilusiones desbordadas

El equipo vivió en Noruega la clasificación para la segunda semifinal de la Liga de Campeones de la historia y afronta un final de curso apasionante

Sólo dos veces en toda la historia de la sección el Barça Femenino ha celebrado una clasificación para las semifinales de la Liga de Campeones. La primera fue en 2017, tras superar el Rosengard sueco, definitivamente, en el Miniestadi. La segunda se produjo a mucha distancia de casa: en la localidad Noruega de de Lillestrom, donde el conjunto dirigido por Luis Cortés derrotó de nuevo al LSK Kvinner (0-1).

Con alegría colectiva, el equipo celebró sobre el mismo césped del Arasen Stadion el billete para semis. A continuación, la fiesta se trasladó al vestuario, donde las jugadoras recibieron la visita de Maria Teixidor. La directiva responsable de la sección viajó el mismo día del partido y lo vivió junto con la Primera Ministra noruega, Erna Solberg. La visita del Barça produjo un gran impacto en el país nórdico y la tarde fue una fiesta con 5.600 invitados en las gradas.

En el vestuario también fue donde el Barça conoció el rival de las semifinales: el Bayern de Múnich. También sabe ya que le espera un final de temporada apasionante, con el doble enfrentamiento con los bávaros a finales de abril y las cinco últimas jornadas de Liga. Así pues, había poco margen para la euforia. Domingo (17 horas) espera un nuevo compromiso vital en Logroño. Con este objetivo, y con las maletas cargadas de felicidad e ilusión, el equipo volvía esta mañana a Barcelona.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo