Tito Vilanova, sentado en su despacho en la Ciutat Esportiva. | MIGUEL RUIZ-FCB

Tito Vilanova nació en Bellcaire d'Empordà (Girona) el 17 de septiembre de 1968. Se incorporó al fútbol base del Barça en 1984 y entre el 12 de noviembre de ese año y el 30 de junio de 1989 fue residente en la Masia.

Disputó dos amistosos con el primer equipo del FC Barcelona en 1989 y posteriormente jugó en el Figueres, Celta, Badajoz, Mallorca, Lleida, Elche y finalmente, Gramenet, donde se retiró como futbolista.

Comenzó su carrera como entrenador en el FC Barcelona a mediados de la temporada 2001/02 dirigiendo al Cadete B, equipo donde entonces jugaban Gerard Piqué, Cesc Fábregas y Leo Messi. Más tarde entrenó al Palafrugell, Figueres y Terrassa. Se reincorporó a la disciplina azulgrana en la temporada 2007/08 como ayudante de Josep Guardiola en la dirección técnica del Barça Atlètic, con lo que subieron de Tercera División a Segunda División B. El año siguiente el tándem Guardiola-Tito se hizo cargo del primer equipo azulgrana, con el que ganaron un total de catorce títulos en cuatro años. El 27 de abril de 2012 Tito Vilanova fue nombrado nuevo entrenador del FC Barcelona para la temporada siguiente, en sustitución de Pep Guardiola, que abandonó el cargo de manera voluntaria.

De fuerte personalidad, metódico y de carácter ganador, Tito Vilanova es un estudioso de la estrategia del fútbol y un claro partidario del control de la posesión del balón, el juego de combinación y la fantasía y el toque en el ataque.

Los resultados confirmaron esta apuesta por la excelencia futbolística, con la inolvidable Liga de los 100 puntos, que bien se podría calificar como la Liga perfecta, una competición en la que el dominio azulgrana fue abrumador, con el Barça líder desde la primera jornada hasta la última. Los números hablan por si solos, ya que de entrada los 100 puntos conseguidos de 114 posibles igualaban el récord absoluto de puntuación en la Liga del Real Madrid del curso 2011/12. Además, el equipo barcelonista estableció un nuevo récord goleador particular, con 115 goles en 38 jornadas en las que no dejó en ningún partido de perforar la portería contraria. Un total de 32 victorias, cuatro empates y sólo dos derrotas, con 15 puntos de diferencia sobre el segundo clasificado, el Real Madrid, son unos datos suficientemente significativos que definen de la mejor manera posible la tarea de Tito Vilanova al frente del FC Barcelona en la temporada 2012/13. La 22ª Liga, la de Tito y Abidal, siempre será recordada. Además, el equipo llegó a las semifinales de la Champions y de la Copa del Rey, pero no pudo clasificarse para disputar las respectivas finales.

Desgraciadamente, una enfermedad -el 22 de noviembre de 2011 el FC Barcelona comunicó que Vilanova padecía un tumor en la glándula parótida- no le dejó dedicarse completamente a su equipo durante la temporada 2012/13 y a principios del curso siguiente fue el motivo que lo impulsó a dejar el cargo de entrenador barcelonista, como se anunció el 19 de julio de 2013.

El 25 de abril de 2014 Tito Vilanova nos dejó tras no poder superar la enfermedad que se le diagnosticó dos años y medio antes.