Formó parte de aquella portentosa delantera formada por Ventolrà, Raich, Escolà, Fernández y Munlloch. | ARCHIVO FCB

Delantero de área que solía culminar las jugadas arrancando desde atrás, tenía un toque de balón fuera de lo común, una técnica exquisita y un disparo excepcional. Sus 223 goles le convierten en uno de los máximos goleadores de la historia del club. Compañeros y adversarios sin excepción le admiraban y  respetaban por su juego limpio: nunca tuvo un mal gesto con nadie.

Ingresó en el FC Barcelona en el año 1934 y formó parte de aquella portentosa delantera formada por Ventolrà, Raich, Escolà, Fernández y Munlloch que la Guerra Civil truncó de cuajo. Exiliado en Francia durante el conflicto bélico, después de cumplir una sanción impuesta por las nuevas autoridades reapareció con el Barça en el año 1940. Desde entonces, consiguió muchos éxitos con la camiseta azulgrana, pero desgraciadamente sus facultades fueron menguando a consecuencia de varias lesiones de importancia en la cadera y la rodilla.

Años después de su retirada, volvió al FC Barcelona como entrenador de los equipos inferiores del club, en los que realizó una tarea admirable.

TRAYECTORIA

  • Temporadas en el Club: 1934-1949
  • Partidos jugados: 253
  • Goles marcados: 223

TÍTULOS

  • 1 Copa Llatina (49/50)
  • 3 Ligas (44/45, 47/48 y 48/49)
  • 1 Copa de España (41/42)
  • 1 Copa de Oro (45/46)
  • 1 Copa Eva Duarte (48/49)
  • 3 Campeonatos de Catalunya (34/35, 35/36 y 37/38)