Bakero militó en el primer equipo durante ocho temporadas. | ARCHIVO FCB

Llegado al Barça en 1988 procedente de la Real Sociedad, era un centrocampista ofensivo y con una gran capacidad de sacrificio que ejercía la función de eficaz enlace con la delantera. Su incuestionable habilidad para el desmarque y su facilidad realizadora (sus remates de cabeza han sido famosas) lo convertían en una valiosa pieza goleadora.

Des del primer momento se integró plenamente al ritmo de vida y trabajo de aquel gran grupo humano que entrenaba Johan Cruyff. Demostró ser un auténtico líder dentro y fuera del vestuario y gracias a su gran polivalencia fue uno de los peones básicos en el esquema de aquel Barça hasta el punto de ser considerado el alma del Dream Team.

Sin duda, entre sus goles más decisivos cabe destacar el que marcó el 6 de noviembre de 1991 en el campo del Kaiserslautern, en la vuelta de los octavos de final de la Copa de Europa. A falta de treinta segundos para el final, con el Barça perdiendo por 3-0 y eliminado de la competición, Koeman centró al área y Bakero remató magistralmente de cabeza al fondo de la portería alemana. Gracias a este gol el Barça pasó a la liguilla que finalmente le dio su primera Copa de Europa, en Wembley.

Se fue al Veracruz mexicano ya comenzada la temporada 1996/97. Su despedida tuvo lugar en un emotivo partido con el Real Valladolid en el que el jugador navarro marcó un gol en su última acción como jugador barcelonista.

Durante los años 2000 y 2001 formó parte del staff técnico del Club como ayudante de los entrenadores Louis van Gaal y Llorenç Serra Ferrer.

TRAYECTORIA

  • Temporadas en el Club: 1988-1996
  • Partidos jugados: 432
  • Goles marcados: 115

TÍTULOS

  • 1 Copa de Europa (91/92)
  • 1 Recopa de Europa (88/89)
  • 1 Supercopa de Europa (92/93)
  • 4 Ligas (90/91, 91/92, 92/93 y 93/94)
  • 1 Copa del Rey (89/90)
  • 4 Supercopas de España (91/92, 92/93, 94/93 y 96/97)
  • 2 Copas Catalunya (90/91 y 92/93)