fcb.portal.reset.password

Fotografía del equipo y los niños que han formado parte de la celebración | VÍCTOR SALGADO - FCB

El número 100 ya es historia para el FC Barcelona Lassa de balonmano. Pero no por ello no se ha celebrado como es debido. Y es que el Palau se ha vestido de gala para conmemorar esta brillante racha, la de los 100 triunfos consecutivos en la Liga Asobal. Un reconocimiento que se ha hecho en los prolegómenos del partido entre el Barça y el Ademar de León y que no sólo ha contado con los protagonistas de la hazaña, lograda el 29 de octubre pasado en la pista del BM Sinfín.

Y es que hasta 100 niños y niñas menores de 14 años, situados a cada lado de la salida de los vestuarios, han hecho un pasillo para homenajear al equipo de las 100 victorias, que ha salido a la pista con una camiseta conmemorativa, con los nombres de todos los jugadores del primer equipo que han participado en esta racha. Posteriormente, todos juntos se han hecho una fotografía para el recuerdo. 

Una camiseta única

Tras la celebración de la afición, ha llegado el turno de jugar a balonmano. Y qué mejor manera de hacerlo que contra el Ademar de León, el segundo clasificado de la Liga Asobal. Para este duelo, los jugadores del Barça Lassa han vestido una camiseta de juego con un logo conmemorativo de la hazaña de los 100 triunfos. Esta camiseta, única para este duelo, tendrá un recorrido. Una de estas será donada al Museo del FC Barcelona, ​​otra a los veteranos del balonmano y otras se destinarán a fines solidarios de la Fundación del FC Barcelona.

Además, la pista azul del Palau Blaugrana también ha formado parte de la efeméride. Y es que un logotipo de gran formato han presidido la pista para recordar el hito del balonmano azulgrana. Por último, y para que el público del Palau tenga un recuerdo del día, 100 balones de balonmano han sido repartidos por los jugadores entre los asistentes a este partido.

Y es que todos los detalles son importantes para celebrar y conmemorar este hito, único e inigualable en el mundo del balonmano, que se tenía que celebrar como se merece: con una auténtica fiesta para homenajear a los protagonistas.

Volver arriba