fcb.portal.reset.password

El 4-0 del Camp Nou contra el Manchester City no tranquiliza a Luis Enrique. Al contrario, sabe de las dificultades que presentará el encuentro contra el conjunto inglés, que necesita la victoria para seguir la estela del FC Barcelona. Así pues, será de nuevo un encuentro de “filosofías idénticas, parecido al que se vio en el Camp Nou”, antes de la expulsión de Claudio Bravo.

Plenamente consciente que el resultado del primer partido no refleja el nivel del Manchester City, Luis Enrique tiene claro que, para lograr el triunfo en el City of Manchester Stadium, “tendremos que hacer un gran esfuerzo, mostrándonos efectivos con balón y sin balón”. “La clave será no dejarles pensar, que no tengan tiempo de tener el balón. Que nuestra presión sea alta y conseguir que el City ataque lo menos posible”, ha analizado.

No lo tendrá fácil y menos con Pep Guardiola como técnico rival: “Estoy seguro que Pep sabrá tocar la tecla para ponernos las cosas difíciles. En tres meses ya ha conseguido hacer de su equipo un equipo identificable que seguro que irá creciendo. Cada mes que pase lo hará mejor y el futuro inmediato del City es prometedor”.

La posibilidad de la clasificación

Lo que es cierto es que el FC Barcelona se encuentra a un triunfo de clasificarse automáticamente para los octavos de final y, además, tener la primera plaza al alcance de la mano. Un hecho que, para Luis Enrique, tiene mucho valor: “Si somos capaces de clasificarnos con sólo cuatro partidos es que hemos hecho las cosas muy bien”.

Y el primer match-ball será en el City of Manchester Stadium. “Nuestro objetivo es querer ser primeros de grupo y, para ello, tenemos que ganar aquí, contra un rival muy fuerte. Mis jugadores están al máximo nivel y sé que lo pueden hacer”, ha concluido.

Volver arriba