fcb.portal.reset.password

Rakitic i Mascherano, titulares contra el Atlético | MIGUEL RUIZ - FCB

Empate con sabor amargo. Esto es lo que ha sumado el FC Barcelona contra el Atlético de Madrid (1-1), en un enfrentamiento en el que la fortuna no ha estado del lado azulgrana, a pesar del esfuerzo de los de Luis Enrique para neutralizar la táctica colchonera. La lesión que se ha hecho Leo Messi en el aductor del muslo derecho, que le dejará fuera de los terrenos de juego aproximadamente unas tres semanas, y un tanto accidental de Correa, en una jugada desafortunada para los intereses azulgrana, han sido clave en el resultado.

No se puede decir, sin embargo, que el Barça no lo haya intentado, aunque el empate corta la buena racha goleadora y evita reducir distancias con el Madrid al frente de la tabla. Especialmente durante la primera mitad, en la que los de Luis Enrique han sabido jugar con la alta presión y la paciencia, y en la que han trabajado duro y con convicción para no dejar respirar a un Atlético rocoso, muy ordenado, pero que pocas veces ha conseguido hacer lo que le gusta: salir hacia la portería contraria al contragolpe. De hecho, sólo un disparo de Carrasco con rosca ha hecho intervenir a Ter Stegen, muy atento, que ha desviado el esférico con los puños sin demasiados problemas (16').

En el área defendida por Oblak, sin embargo, la presencia de azulgrana ha sido superior. Messi ha sido el primero en intentar un disparo que ha puesto en problemas al portero colchonero, en una jugada que ha comenzado en una recuperación de Mascherano (14'), mientras que un disparo de Neymar se ha marchado fuera rozando el palo, esta vez en una pelota robada por Rakitic (35'). En medio, un centro de Jordi Alba y un remate de Suárez que ha desviado Godín providencialmente (32').

Se rompe la telaraña visitante

Antes del descanso, sin embargo, la paciencia ha tenido premio y el Barça ha podido adelantarse en el marcador. Ha sido en un lanzamiento de esquina en corto entre Neymar e Iniesta, que ha acabado con un centro milimétrico hacia la cabeza de un Rakitic que ha podido poner la guinda a su gran encuentro (1-0, 41').

Un tanto importante, no tanto por el resultado antes del descanso sino porque ha obligado al Atlético a estirarse, a jugar más ofensivo y a exponerse. En busca del empate, el Barça ha jugado más ancho, pero no ha tenido tiempo de aprovecharlo.

Doble jarra de agua fría

Porque en sólo quince minutos de la reanudación, el Barça ha recibido un doble golpe en sus esquemas. Primero, Leo Messi ha tenido que abandonar el terreno de juego con una pequeña rotura en el aductor del muslo derecho (59'). Posteriormente, Ángel Correa, que acababa de entrar, ha aprovechado una falta de concentración azulgrana, en una falta que el Atlético ha picado muy rápido, para hacer el empate en una acción con fortuna (1-1, 60').

No hundido, pero sin suerte

Una serie de accidentes que ha hecho que el Barça perdiera la ventaja que tenía y que el partido volviera a empezar, con un Atlético aún más encerrado en defensa. Esta vez, sin embargo, el Barça ha tenido que enfrentarse a esta muralla sin el faro de Sergio -sustituido por André Gomes- y el instinto de Messi.

Los de Luis Enrique no se han rendido y han buscado el 2-1. Las botas de Neymar han tenido una ocasión muy clara, tras un pase en profundidad de Rakitic que el '11' azulgrana ha rematado contra el cuerpo de Oblak (78'). Piqué, en una falta lateral, también se ha quedado a un palmo del gol en un cabezazo que se ha marchado rozando la base del poste (82'). También Jordi Alba, que en una internada en el área ha obligado a un defensa a enviar un disparo peligrosísimo a córner (86'). Pero, finalmente, el Barça no ha podido volver a batir al portero del Atlético y ha tenido que conformarse con un empate contra uno de los equipos más potentes de la Liga y que, seguramente, volverán a luchar por todo esta temporada.

Volver arriba