fcb.portal.reset.password

Sampaoli celebra un gol durante la Supercopa d'Europa | UEFA.COM

Sólo tres meses después de la final de Copa del Rey en el Vicente Calderón (2-0), Barça y Sevilla volverán a verse las caras en la Supercopa de España. Este domingo 14 y el miércoles 17, ambos equipos lucharán para ganar un título y llegar con buen pie al inicio de Liga. Será la primera prueba de fuego para el Barça 2016/17, que se enfrentará a un Sevilla FC con muchos cambios.

Después de sumar la tercera Europa League en tres años, Unai Emery decidió marcharse del equipo de Nervión para liderar el nuevo proyecto del PSG. Monchi, que también quería dejar el club, sigue en el equipo y firmó como entrenador a Jorge Sampaoli, el preparador que hizo a la Chile de Claudio Bravo campeona de la Copa América 2015. El técnico argentino dejó en manos del secretario técnico la confección de la plantilla y Monchi ha preparado un carrusel de altas y bajas -con 9 fichajes- que han cambiado la cara al Sevilla.

Se marchan los pilares, llega sangre y carácter sudamericano

En primer lugar, Banega se marchó libre al Inter de Milán, y Krychowiak apostó por seguir al lado de Emery en París. A finales de julio, Gameiro cambió el Sevilla por el Atlético de Madrid, y Reyes no renovó su contrato para ir al Espanyol. Coke, el héroe de la final de Basilea -dos goles-, también decidió emprender nuevos retos en el Schalke 04 alemán.

Llorente e Immobile, los dos delanteros a la sombra de Gameiro, se han marchado al Swansea y la Lazio respectivamente, y Beto, Andreolli, Fazio y Luismi han abandonado también la disciplina sevillista.

Para reconstruir el equipo, el primero en llegar fue Sarabia del Getafe. El punto exótico de la plantilla lo pondrá el japonés Kiyotake, procedente del Hannover 96. El carácter argentino lo pondrán Kranevitter y Vietto, que llegan cedidos por el Atlético de Madrid, Correa de la Sampdoria, Franco Vázquez del Palermo, y Mercado, que llega del River Plate. El sustituto de Banega será el brasileño Ganso, que ah dejado el Sao Paulo para llegar al Sánchez Pizjuán, y el gol será la misión de Ben Yedder, procedente del Toulouse.

Konoplyanka reclama protagonismo

El extremo ucraniano, que marcó un gol al Barça la pasada temporada en la Supercopa de Europa en Tibilisi, ha decidido heredar el '10' del Sevilla. El ex del Dnipro, que no pudo brillar en la Eurocopa, se ha mostrado inspirado esta pretemporada y, con la llegada de Sampaoli, espera dar un paso adelante.

El conjunto de Nervión tiene como misión reconstruirse y seguir siendo un equipo competitivo, una tónica durante la última década. Las ventas millonarias de Krychowiak y Gameiro han permitido a Monchi moverse con libertad durante el mercado, y la incógnita es si los jugadores sevillistas conseguirán adaptarse a las ideas atrevidas de Jorge Sampaoli, un técnico que prioriza la presión en campo contrario, que plantea una innovación de estilo y táctica y que tiene la intensidad por bandera, tal como demostró su selección de Chile.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();