fcb.portal.reset.password

Messi, con un doblete, suma 100 goles en competiciones internacionales | MIGUEL RUIZ - FCB

Trabajo hecho. Con solidez y seriedad, el FC Barcelona ha cumplido su objetivo, que no era otro que el de clasificarse para los octavos de final de la Champions. Y lo ha hecho, además, como primero de uno de los grupos más complicados de esta primera fase, tras sumar un triunfo ante el Celtic (0-2) y aprovechar el empate entre el Borussia Mönchengladbach y el Manchester City (1-1).

Una victoria liderada por un Leo Messi que ha hecho lo que más le gusta: ser decisivo. Con dos goles, con los que ya suma 100 en competiciones internacionales, ha permitido que el Barça sumara tres puntos de su visita al Celtic Park, que ha presionado mucho pero que no ha evitado que el triunfo, la clasificación para octavos y el liderato del grupo C vuelen hacia Barcelona.

Primeros avisos

Lo que sí ha hecho el ambiente del estadio de Glasgow ha sido empujar a los de Brendan Rodgers en un inicio en el que la presión de los escoceses ha dificultado el juego de creación azulgrana. Sin embargo, poco a poco, la calidad de los de Luis Enrique se ha acabado imponiendo. Primero, a través de ocasiones, con Messi liderado el ataque desde el comienzo. Después, con goles visitantes, también a través de las botas del argentino: uno antes del descanso, con una gran asistencia de Neymar, y el otro después, de penalti.

El Barça ha comenzado avisando en una jugada de combinación entre Neymar y Messi que la defensa del Celtic ha acabado rechazando in extremis (9'), en un centro de Alba por la banda que el '10' ha enviado fuera (16') y en otra jugada del lateral de L'Hospitalet que un cabezazo de Rakitic a punto ha estado de convertirse en gol (19').

Con el Barça llevando la iniciativa, pues, Messi ha decidido que ya era el momento de abrir la lata. Lo ha hecho con su octavo gol en la fase de grupos, el 400 en la era Luis Enrique, tras recibir a espaldas de la defensa un pase precioso picado de Neymar y superar a Gordon de primeras (0-1, 24') .

Un marcador que ha obligado al Celtic a intentar llegar más al área de Ter Stegen, que durante los primeros 45 minutos sólo ha tenido que intervenir en una ocasión. Ha sido en un disparo de Dembélé que el alemán ha parado en dos tiempos (37'). Con más espacios, pues, el Barça ha tenido el segundo a tocar en un par de ocasiones. La más clara, antes del descanso, en un cabezazo de Suárez que Gordon, de forma espectacular, ha logrado detener (41').

Messi deshace la reacción del Celtic

El Celtic, sin embargo, ha querido apurar sus opciones. Y lo ha intentado en un par de disparos, pero de nuevo Ter Stegen ha abortado el peligro en un disparo ajustado al palo de McGregor (48') y en un cabezazo de Dembélé desde el interior del área que ha acabado en manos del alemán (53').

Ha sido, pues, un penalti de Izaguirre sobre Suárez el que ha cambiado el guión de los primeros minutos de la reanudación. Porque Messi, con un toque por medio de la portería, ha conseguido abrir brecha en el marcador y dejar prácticamente sentenciado el triunfo (0-2, 55'). Un gol que ha significado el número 100 del argentino en competiciones internacionales (Champions, Mundial de Clubes y Supercopa de Europa).

Final plácido

El 0-2 ya ha sido una carga demasiado grande para el Celtic, que no ha podido hacer nada para reducir las diferencias y volver a entrar dentro del partido. De hecho, los de Luis Enrique todavía podrían haber logrado un marcador más amplio, pero ni un disparo de Messi -desviado por poco (67')- ni un remate de Suárez -contra el palo (83')- han llegado a buen puerto .

No ha hecho falta, porque ya hacía rato que el Barça tenía encarrilado el triunfo. Por ello, Luis Enrique, en el tramo final, ha decidido hacer debutar a Marlon, que ha sustituido a Piqué para dar descanso al defensa (72'). El trabajo ya estaba hecho y, ahora, a falta de un último encuentro de la fase de grupos -contra el Borussia Mönchengladbach, en el Camp Nou-, el Barça ya espera rival en octavos de final como primero de grupo.

Volver arriba