fcb.portal.reset.password

Suárez y Neymar han marcado tres de los cuatro goles del Barça en el Bernabéu / MIGUEL RUIZ - FCB

Otra noche memorable del FC Barcelona en el Santiago Bernabéu. El conjunto de Luis Enrique, con una exhibición de aquellas difíciles de olvidar, ha goleado al Real Madrid con doblete de Suárez y dos goles más de Neymar Jr e Iniesta. En un partido brillante de todos los jugadores azulgranas, el Barça ha dado un golpe sobre la mesa para confirmar su liderato y dejar a los blancos a seis puntos de distancia en la clasificación. Messi finalmente ha sido suplente, y ha entrado en la segunda parte para completar el gran partido de todo el equipo.

La presión del Real Madrid en los primeros minutos fue un espejismo. El Barça se ha apoderado pronto del control de la situación. Sin prisas. Encontrando el momento justo para hacer daño. Después de un primer intento de Neymar bloqueado por la defensa y de una intervención de Bravo para evitar la ocasión de Cristiano, los de Luis Enrique han encontrado el acorde exacto. Sólo se habían jugado 10 minutos, y el Barça tocaba y tocaba. Todos los jugadores de campo han tocado el balón hasta que Sergi Roberto ha decidido cambiar el ritmo de la jugada. Ha arrancado entre líneas y se la ha puesto a Suárez para que el uruguayo, con el exterior y sin controlar, pusiera patas arriba el Clásico.

Control total

El juego del Barça se centraba en la banda derecha. Sergi Roberto, omnipresente, ayudaba a Alves en defensa y rompía en velocidad en zona ofensiva. Neymar, poco vistoso al inicio, ha ido carburando y lo ha probado de falta. El cambio obligado de Mathieu por Mascherano no ha trastocado los planes culés.

Aunque Bravo ha tenido que intervenir a disparo de James después de una pérdida en la salida, el Barça hacía y deshacía. Jugaba con los tempos del partido, y siempre encontraba el momento oportuno para crear peligro. Y Iniesta ha encontrado el momento después de una recuperación en el medio del campo. El capitán ha conducido y, en el momento justo, ha asistido a un Neymar que ha definido por debajo de Keylor Navas con la izquierda para hacer el 0-2. El Barça, crecido y muy cómodo, todavía podría haber hecho el tercero, pero Marcelo le ha robado el doblete a Suárez sobre la línea después de una gran combinación con Neymar.

Exhibición redonda

Era de prever que el Real Madrid saliera de los vestuarios a buscar un gol que les metiera en el partido. Y lo han probado Marcelo y James, sin acierto. Keylor tuvo que salvar otro disparo de falta de Neymar, pero no ha podido hacer nada un minuto después con el derechazo del capitán Iniesta. El manchego ha combinado con el talón de Neymar y ha fusilado la portería blanca. El 0-3 ha noqueado al Madrid. Aturdido, ha dejado más espacios en su campo. Y Luis Enrique ha dado entrada a Messi, que esperaba en el banquillo. Sus compañeros le han integrado en la orquesta, el argentino ha cogido la batuta y sólo le ha faltado el gol.

Los blancos sólo contaban con chispazos, y cuando llegaban, aparecía un Bravo gigante que no ha querido fallar a la exhibición. Se lo han encontrado Cristiano Ronaldo, en dos ocasiones, y Benzema.

En la otra área seguía el acoso. Y Suárez ha certificado una goleada histórica al recibir el pase de un incombustible Jordi Alba. El uruguayo ha esperado que Keylor fuese al suelo y le ha colocado el balón allí donde no podía llegar. El quinto podría haber llegado en muchas acciones. Munir, Messi, Neymar... Pero el 0-4 ha sido definitivo y ha confirmado una goleada histórica en el Santiago Bernabéu.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();