fcb.portal.reset.password

Los niños y las familias, protagonistas del Gamper / CRISTINA GONZÁLEZ - FCB

El Gamper es siempre una fiesta, y cuando coincide con el primer partido de la temporada en el Estadi, todavía lo es más. En el metro, una hora antes del partido camino del Camp Nou y bajo un calor infernal, los aficionados menos habituales ponían rumbo al campo del Barça entre gritos de "FC Barcelona" y "Copa, Liga y Champions" para celebrar el triplete. Entre los aficionados más ruidosos, cientos de niños que estaban a punto de vivir su primera experiencia en directo con el primer equipo: "Yo soy de Argentina y mi jugador favorito es Messi"; "Yo soy de Uruguay y el mío es Suárez". Dos países, dos banderas y dos jugadores, pero un mismo sentimiento que los une, el azulgrana.

En la explanada del Camp Nou se empezaban a sentir los nervios. Se confirmaba que jugaría el Tridente más goleador de la historia, Messi, Neymar y Suárez, y llegaban las prisas para empezar a entrar a las instalaciones azulgranas. Después de subir las escaleras y sacar la cabeza por la boca de la grada, la reacción era unánime: "Increíble, ¿has visto como es, de grande? Nunca había visto un campo así ", comentaba un aficionado japonés que venía con sus amigos.

La imagen de extranjeros en el Estadio durante el Gamper es habitual, pero también permite recoger historias como la de dos familias de amigos catalanes y andaluces, que aprovechaban el partido para reencontrarse: "Venimos de Sevilla y ya que estábamos en Barcelona la visita al Camp Nou era obligada. Es la cuarta vez que estamos en el Estadi pero teníamos muchas ganas de venir, es una ilusión enorme, sobre todo poder ver a Messi ", comentaba el más pequeño de la casa.

Al apagarse las luces, a la hora de las presentaciones, miles de flashes de teléfonos móviles han deslumbrado las gradas del Camp Nou mientras Manel Vic cantaba los nombres de los jugadores. Piqué, Iniesta y el Tridente han sido los más aclamados, pero la primera gran ovación de la noche, para Luis Enrique: "Hemos vivido momentos inolvidables y esperamos que este año volvamos a disfrutar del buen fútbol. Si lo hacemos, volveremos aquí para celebrarlo con vosotros ", aseguraba el técnico asturiano. Por su parte, el flamante capitán, Andrés Iniesta, no lo dudaba: "Haremos lo posible y lo imposible, y con vuestra ayuda continuaremos haciendo historia".

Con el partido en juego, los gritos de "Barça" han resonado entre las butacas del Estadi mientras la banda refrescaba el ambiente con un hilo de musical. Entre ocasión y ocasión, los aficionados han aprovechado para competir entre ellos para ver qué grada conseguía hacer la mejor ola. Una competición que ha quedado interrumpida cuando Neymar ha conseguido el primer tanto de la noche: "Increíble, qué jugada!". Pocos minutos después, el gol de Messi ha cogido a muchos dejando su asiento para comprar la cena: "¿Quién ha marcado, Messi? ¡Es el mejor del mundo!". El resto del partido, el fútbol se ha convertido en anecdótico pese a la alegría por el tercer gol, de Rakitic: "Hemos venido a ver al Barça, pero estamos de vacaciones y estar aquí ya es una fiesta", aseguraban. Una fiesta que los jugadores de Luis Enrique han teñido de azulgrana.

Volver arriba