fcb.portal.reset.password

William y Hazard, dos de las figuras del Chelsea de Mourinho / FOTOMONTAJE - FCB

El Chelsea será el tercer rival del FC Barcelona en la International Champions Cup el próximo 28 de julio. Su entrenador, José Mourinho, afronta su segunda temporada en Londres después de su regreso a la capital inglesa y tras haber conseguido que el equipo del magnate Roman Abramovich se proclamara campeón de la Premier League y la Carling Cup. Esta temporada se ha puesto como objetivo principal la Champions League: "Hemos creado un equipo fantástico que puede luchar por el título", ha asegurado el exazulgrana Cesc Fàbregas.

Una vida de luces y sombras

El Chelsea ganó el primero de sus 5 trofeos de Liga en 1955, pero por presiones de la Asociación de Fútbol inglés no pudo participar en la primera edición de la Copa de Europa. Con los títulos de Liga de las temporadas 2005 y 2006, ya bajo el control del actual dueño del club, el ruso Roman Abramovich, el Chelsea se convirtió en el quinto club inglés desde la Segunda Guerra Mundial que conseguía un bicampeonato en la competición de la regularidad en Inglaterra. Tras perder la final de la Champions League de 2008 ante el Manchester United en los penaltis, los de Stamford Bridge se proclamaron campeones en 2012 tras ganar al Bayern de Múnich en la tanda fatídica de la gran final.

Eliminación dolorosa

El último precedente entre azulgranas y blues no trae buenos recuerdos al FC Barcelona. En las semifinales de la Champions League de la temporada 2011-2012, los hombres que entonces entrenaba Pep Guardiola cayeron eliminados por un global de 2-3. Los de Di Matteo, que llegaban al Camp Nou con un gol de ventaja, acabaron empatando el partido a pesar de que Sergio Busquets y Andrés Iniesta habían remontado la eliminatoria.

Triunvirato en Londres

Elegido como mejor jugador de la pasada edición de la Premier League, Eden Hazard se ha consolidado como uno de los mejores jugadores del planeta. Por su parte, Cesc Fàbregas se ha hecho dueño y señor del centro del campo londinense, mientras que Costa afrontará su segundo año esperando dejar atrás los problemas musculares que no le han permitido brillar al cien por ciento su estreno en tierras inglesas a pesar de su gran año goleador.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();