fcb.portal.reset.password

Luis Suárez ha sido el autor del gol del Barça en Florencia / MIGUEL RUIZ - FCB

El Barça ha cerrado este domingo su participación en la International Champions Cup con una ajustada derrota ante la Fiorentina. Después de tres partidos en tierras americanas, los de Luis Enrique han viajado hasta Italia para enfrentarse a un equipo lleno de ex jugadores de la Liga española. En el Artemio Franchi de Florencia, los culés se han encontrado con un doblete de Bernardeschi en pocos minutos, y Suárez ha recortado distancias poco después aprovechando una de las muchas ocasiones azulgranas. Rakitic, Pedro y Munir podrían haber igualado, pero el 2-1 no se ha movido del marcador. Ahora, el Barça afronta el Trofeo Joan Gamper antes de jugarse las Supercopas contra el Sevilla y el Athletic Club.

En Florencia, el inicio ha sido contundente. La Fiorentina ha sorprendido al Barça en los primeros minutos, sobre todo por banda derecha. Una combinación entre los españoles Joaquín y Borja Valero ha acabado con Bernardeschi rematando a gol. Era el minuto 4 de partido, y Rakitic ha intentado responder con una jugada rápida, pero volvería a ser la Fiore quien golpearía. De nuevo el joven Bernardeschi, tras otra jugada de Joaquin, ha hecho subir el segundo gol al marcador en el 12'. Una sacudida para un Barça que no se había recuperado del primero. Este, sin embargo, sí ha hecho reaccionar a los jugadores de Luis Enrique.

Reacción incompleta

La conexión formada por Rakitic y Luis Suárez ha empezado a funcionar a pleno rendimiento. El croata llegaba y asistía, mientras que el uruguayo buscaba la portería sin excusa. Así, el '9' azulgrana ha recortado distancias aprovechando una precisa asistencia de Rakitic. Con el 2-1 han aparecido más jugadores. El más insistente, Pedro. El canario ha contado con una serie de ocasiones, variadas y trabajadas. Sin acierto, sin embargo. Las paradas de Tatarusano y la falta de puntería impedían la igualada. En el otro área, tras el terremoto de los primeros minutos, había paz, y Ter Stegen no ha intervenido hasta la última jugada del primer tiempo, antes del descanso.

El segundo tiempo ha comenzado con la novedad de Munir. El joven delantero azulgrana ha protagonizado las primeras acciones de peligro de la segunda mitad, siempre aprovechando las incorporaciones de un activo Sergi Roberto desde el lateral derecho. Mientras la Fiorentina buscaba, sin esconderse, los contraataques, el Barça acumulaba ocasiones de gol. La carga se empezaba a notar en los jugadores, y el cansancio acumulado ha hecho bajar el ritmo. Vermaelen, a balón parado, podría haber empatado en el minuto 80. Pero este segundo gol que buscaba el Barça no ha llegado.

Bartra, Sandro, Masip y Gumbau han tenido sus minutos en la segunda parte, y Luis Enrique ha podido probar a algunos jugadores en otras posiciones. Con la Fiore cerrada en su área, los culés no han encontrado el espacio para forzar la tanda de penaltis, y han cerrado su participación en la International Champions Cup con la segunda derrota.

Volver arriba