fcb.portal.reset.password

Mathieu es el único central zurdo del Barça actual / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

Tras la llegada de Mathieu al FC Barcelona, el equipo vuelve a recuperar la figura del central zurdo que el equipo había perdido con la salida de Eric Abidal del conjunto azulgrana en el verano del 2013. El francés, que llegó en el 2007, estuvo seis temporadas vistiendo la elástica azulgrana y tras unos primeros años complicados acabo convirtiéndose en una pieza indiscutible del equipo, sobre todo de la mano de Pep Guardiola. Abidal, que empezó jugando de lateral acabó convirtiéndose en un espléndido central y una figura importante dentro del equipo.

Un ex-compañero de Abidal en el conjunto azulgrana, Andreu Fontás subió al primer equipo para ocupar la posición de central zurdo, pero las lesiones y las pocas oportunidades impidieron que el jugador criado en la Masía se asentase en el primer equipo. Tras una primera cesión al Mallorca en la campaña 2012/2013, el defensa dejaba la disciplina blaugrana en el verano del 2013 para incorporarse al Celta de Vigo.

Abidal compartió también vestuario con otro de los últimos centrales zurdos del equipo blaugrana, el argentino Gabriel Milito. Milito llegó también en el 2007 procedente del Real Zaragoza. A pesar de una buena primera temporada, en la que fue uno de los jugadores más utilizados, una grave lesión de rodilla condicionó sus siguientes campañas. Milito no pudo jugar todo lo que hubiera deseado y más después de mostrar un gran nivel cada vez que jugaba.

Años antes, en el 2003, uno de los mejores centrales zurdos de los últimos años, el holandés Frank de Boer, había abandonado la disciplina blaugrana. Durante sus cinco años como jugador del Barça fue una pieza clave para todos sus entrenadores gracias a su enorme calidad y su capacidad de liderazgo desde el centro de la defensa. Jugador con buenas habilidades técnicas, la inteligencia táctica y un buen golpeo de balón le convirtieron en titular indiscutible.

Con De Boer coincidió una temporada el también central zurdo Mauricio Pellegrino. El argentino sólo vistió una campaña la camiseta azulgrana y a pesar de apuntar buenas maneras la siguiente temporada acabó fichando por el Valencia. A pesar de su corto recorrido en el club azulgrana, pudo celebrar una Liga. No sería el único que ocuparía esta posición en la etapa de Frank de Boer como azulgrana. El polivalente jugador francés Emmanuel Petit también fue seleccionado en contadas ocasiones para ocupar ese puesto en la única campaña del jugador francés en el Barça (2000/2001).

Otro holandés, Winston Bogarde, ocupó la plaza de central zurdo entre 1998 y el 2000. Bogarde, que procedía del Milán, llegó al conjunto azulgrana de la mano de Louis van Gaal tras haber ganado la Champions con el Ajax. Vistiendo la camiseta azulgrana pudo conquistar dos Ligas.

El dorsal ‘24’

Mathieu lucirá en el Barça el dorsal ‘24’, un número atípico pero que jugadores importantes del club como Carles Puyol o Andrés Iniesta lo han portado en algún momento de su carrera. Roger Garcia, que estuvo desde 1994 hasta 1999 en el primer equipo, fue el primer blaugrana en lucirlo.

El defensa portugués Fernando Couto fue el siguiente en portar el número que esta temporada lucirá el defensa francés. Otro defensa más, Carles Puyol fue el siguiente en utilizar este número. Lo hizo en su etapa inicial como futbolista del primer equipo entre el 2000 y el 2002. Más tiempo lo lució una de las actuales estrellas azulgranas. Andrés Iniesta también lo portó en su espalda en sus primeros años como jugador de la primera plantilla (2003-2007).

Tras dejarlo libre el manchego, el centrocampista costamarfileño Yaya Touré se encargó de adueñarse de un número que no dejaría hasta su marcha del FC Barcelona. Touré sería el encargado de lucirlo entre el 2007 y el 2010.

Tras un año sin dueño, el ‘24’ volvía a un defensa, ya que el canterano Andreu Fontás decidió hacerse con él para la campaña 2011/2012. Tras su marcha al Mallorca en la 2012/13, el dorsal volvió a quedar libre media temporada. Sergi Roberto, ya con ficha del primer equipo, decidió lucir el dorsal que años atrás habían portado Iniesta o Touré. Tras una temporada en la espalda de Roberto, el dorsal volverá nuevamente a un defensa.

Volver arriba