fcb.portal.reset.password

Messi i Neymar, a Còrdoba / MIGUEL RUIZ-FCB

Continúa el ritmo imperial del Barça en este tramo final de la temporada. La visita al Córdoba la ha despachado con un imponente 0-8 gestado justo antes y después del descanso. La máxima goleada culé a domicilio de la historia de la Liga. En un ambiente de gala y mucho calor en el Nuevo Arcángel, el equipo ha ahogado al rival hasta que, en el minuto 40, Rakitic ha abierto la lata. A partir de ahí se terminó la historia, con un gol tras otro de Suárez (3), Messi (2), Piqué y Neymar.

El estado de ánimo y de forma de los dos equipos se plasmaba sobre el césped desde el principio. Y eso que los locales han salido con síntomas de atrevimiento, intentando replicar los golpes del Barça, que eran mucho más contundentes. Intenso y efectivo en la recuperación, el conjunto azulgrana dominaba cada vez con más insistencia y encontraba espacios por las bandas. Pronto se verían obligados a cerrarse los locales, prácticamente sin aliento para contraatacar con sentido. Regalaban tres cuartos del campo y el esférico.

Una jugada genial de Messi desde la frontal merecía el gol, pero el portero Juan Carlos le ha adivinado la definición (min 27). Ahora ya prácticamente se jugaba en el área. Y el Córdoba, muy junto, sólo respiraba cuando el balón se perdía por la línea de fondo. Se sucedían los córners a favor de los culés. El sufrimiento de los andaluces se ha agudizado a partir del minuto 37 con un remate al palo de Neymar. A base de habilidad, el Barça era capaz de generar ocasiones por el centro, donde se acumulaban una multitud de futbolistas. Los goles han caído por su propio peso cuando agonizaba el primer tiempo.

Dos asistencias prodigiosas de Messi e Iniesta las han aprovechado Rakitic y Suárez para situar el 0-2. El Córdoba se hundió. En la reanudación, el propio Messi, Suárez y Piqué han firmado tres más, todos de cabeza. Con relativa comodidad. La depresión de los locales era evidente, su descenso era una realidad. Los goles dejarían paso a las sustituciones. De esta manera, el Barça reservaba fuerzas para futuros retos. Tres dianas más de Messi, Neymar -de penalti- y Suárez cerrarían la nueva exhibición del líder, a tres jornadas de ser campeón.
Volver arriba
_satellite.pageBottom();